6 Buenas excursiones cerca de Madrid

La ciudad de Madrid se ha convertido en la última década en un destino turístico de primer orden, siendo una de las capitales europeas más visitadas.

Su magnífico patrimonio monumental, su extensa agenda cultural o su gran potencial como destino de compras propician que todos los años miles de personas se acerquen al centro de la península para disfrutar de la capital de España.

Por otro lado está su día a día, con sus respectivas noches. En él que se puede vivir como un madrileño más la actividad cotidiana de una ciudad hiperactiva. Solo hay que acercarse a El Rastro (el mercado de pulgas de Madrid), la Gran Vía o la Plaza de Sol para ver el nivel de actividad cotidiano, en el que la herencia del Madrid más castizo se mezcla con total naturalidad con el Madrid más moderno. Una simbiosis perfecta que engancha y, en si misma, se convierte en otro atractivo destacado de la Ciudad. Porque Madrid, si bien ya es también una moderna capital europea, aún mantiene su esencia y una seña de identidad española.

Centro de Madrid

Lo bueno de la ciudad del oso y el madroño es que da para muchos viajes y, por muchas veces que se visite, siempre que se regresa a sus dominios se descubren nuevas cosas que ver y hacer en Madrid.

Pero también más allá de la gran urbe hay muchas e interesantes propuestas y, en ellas nos gustaría centrar este artículo.

Menudo giro argumental ¿Verdad? Pero es que siempre es bueno conocer otros planes alternativos para, por un lado,  completar y aprovechar todas las horas del viaje y, por otro lado, descubrir lugares más tranquilos cerca de la gran metrópoli para cambiar el chip.

Sin embargo no queremos hablar de los tradicionales destinos cercanos y más populares, como sería el caso de Segovia, Toledo, Alcalá de Henares o Aranjuez. Porque, aunque recomendamos también conocer estas ciudades Patrimonio de la Humanidad, queremos centrarnos en otros destinos próximos a Madrid (a menos de hora y media) que pueden ser desconocidos, en algún caso, incluso para los propios madrileños u otros viajeros curiosos más allá de la capital.

Pretendemos así proponer alternativas al trajín de la gran urbe cosmopolita con escapadas o actividades más tranquilas y, en todos los casos, al aire libre eminentemente y con buen acompañamiento gastronómico.

Eso sí, para su visita dependerás de disponer de coche o moto. El transporte público hasta los lugares que proponemos es inexistente o muy limitado así que, si no dispones de vehículo propio, ya puedes pensar en alquilar coche.

Dicho esto, sin más rodeos, aquí van 6 Buenas Excursiones cerca de Madrid.

Nuevo Baztán

Situado a unos 45 kilómetros al sudeste del centro de la capital, esta pequeña localidad forma parte de la lista de las villas con más encanto de la Comunidad de Madrid, gracias a un legado patrimonial reconocido como Monumento Histórico Artístico.

El “culpable” de lo que ahora podemos disfrutar en Nuevo Baztán fue Don Juan de Goyeneche y Gastón, un navarro que en el siglo XVIII fundó esta villa próxima a Alcalá de Henares como centro de producción agrícola, del vidrio y textiles.

Junto a la plaza de la iglesia se puede encontrar el edificio más llamativo de la villa, el Palacio-Iglesia de Goyeneche. Su imponente fachada principal ocupa todo un lateral de la plaza, en la que también hay algunos restaurantes con terraza que permiten comer un buen cocido madrileño mientras se admira este edificio singular. Una localización que, en su día, fue escenario de algunas películas de Hollywood.

Facha del Palacio de Goyeneche en Nuevo Baztán (Madrid)

Junto a la plaza hay un centro de interpretación, así como varias calles y edificios que mantienen su aspecto de época (algunos en proceso de restauración).

Las Cárcavas de Valdepeñas de la Sierra

Se trata de uno de los paisajes más excepcionales en las proximidades de Madrid, a unos 80 km al norte.

Se encuentran dentro del término municipal de Valdepeñas de la Sierra y decimos que es excepcional porque se trata de una formación geológica muy llamativa y diferente. Recuerda más a paisajes de Marruecos o Turquía que a lo que uno espera encontrar en el centro de España.

También conocidas como las Cárcavas de Patones, su origen es natural. La erosión es la responsable de esta formación particular de llamativo color y formas que destacan del entorno.

Su visita implica una corta ruta de senderismo, que puede partir de la cercana presa del Pontón de la Oliva.

Cárcavas de Patones (Valdepeñas de la Sierra)

Muy cerca se encuentra el pueblo de Patones de Arriba, uno de los más bonitos de la Comunicad de Madrid. Un lugar también excepcional para disfrutar de la gastronomía regional.

La Ciudad Encantada de Tamajón

No muy lejos de la parada anterior, en la provincia de Guadalajara, se encuentra el municipio de Tamajón.

Este pueblo alcarreño se sitúa a unos 110 kilómetros de Madrid y tiene la suerte  de encontrarse en un entorno natural privilegiado.

Parajes de pinares, encinas y roca caliza son característicos de la zona. Siendo precisamente este tipo de roca la protagonista de la Ciudad Encantada de Tamajón, ya que también gracias a la erosión se dan aquí formaciones geológicas muy llamativas.

Es otra buena parada para disfrutar de la naturaleza y la gastronomía, porque el pueblo de Tamajón es buen lugar para degustar un sabroso lechazo.

Ciudad Encantada de Tamajón (Guadalajara)

Tamajón es también la entrada a los pueblos de la Arquitectura Negra de la Alcarria, que se caracterizan por sus construcciones en pizarra. Si se dispone de tiempo, es un excelente plan para disfrutar del turismo rural y de algunos de los pueblos más bonitos de España.

La Plaza Mayor de Tembleque

Nos desplazamos ahora unos 100 kilómetros al sur de Madrid para descubrir una de las Plazas Mayores más bonitas de España.

Pertenece a la localidad toledana de Tembleque y su edificación de estilo barroco con elementos arquitectónicos manchegos fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1973.

La plaza fue inaugurada en 1653 por el Rey Felipe IV con una doble finalidad, urbanística y plaza de toros.

Su diseño rectangular con dos alturas está perfectamente conservado, por lo que es un gustazo adentrarse en ella y contemplar sus soportales con columnas de piedra, que sostienen largas balconadas en madera a dos alturas.

Plaza Mayor de Tembleque (Toledo)

Esta bonita plaza también ha sido escenario cinematográfico. En este caso del cine español con películas como El Puente (1977), que protagonizó Alfredo Landa.

Tanto en la plaza como en los alrededores hay buena oferta gastronómica castellanomanchega.

La Senda de los Oficios de la Vida (La Hiruela)

La Hiruela es otro de los municipios más bonitos de la Comunidad de Madrid, siendo un lugar excepcional para disfrutar del turismo rural en plena naturaleza.

Situado a poco más de 100 kilómetros al norte de la capital, este pueblo madrileño ofrece interesantes rutas de senderimo en un paraje natural excepcional, La Sierra Norte de Madrid.

La Hiruela (Madrid)

Uno de los paseos más recomendables es el de la Senda de los Oficios de la Vida, que permite conocer algunos de los trabajos con los que los habitantes del campo se ganaban la vida el siglo pasado.

Como no podía ser otra forma, este pueblo madrileño situado en plena Reserva de la Biosfera de la Sierra del Rincón también es un lugar estupendo para disfrutar de la gastronomía popular. Existiendo buenos restaurantes en la localidad y las proximidades.

La Ruta de las Caras de Buendía

Volvemos a salir de la Comunidad de Madrid para, en este caso, dirigirnos al municipio conquense de Buendía. El más alejado de Madrid, a 132 kilómetros, de todos los indicados en este artículo.

La distancia es larga, pero la excursión merece la pena. Ya que junto al embalse de Buendía, escondida entre pinares, se encuentra una curiosa exposición artística de esculturas al aire libre conocida como la Ruta de las Caras de Buendía.

Lo más curioso del lugar es que sus esculturas se han realizado aprovechando la abundante roca existente en la zona, sacando de ellas un extenso repertorio de caras y figuras de diversa índole.

El resultado es muy llamativo y ofrece una estupenda experiencia para familias que quieran disfrutar de la naturaleza mientras descubren y contemplan, cara a cara, la obra artística de esta ruta tan particular.

Ruta de las Caras de Buendía (Cuenca)

Y hasta aquí nuestra amplia propuesta de excursiones cerca de Madrid. Todas ellas en un radio inferior a 150 km y, especialmente, poco conocidas o masificadas en su mayoría. Motivo por el que, como decíamos al principio, para su visita es imprescindible disponer de vehículo propio o alquilar un coche.

En la capital, la  estación de Tren de Atocha y el Aeropuerto de Barajas, en sus terminales T1 y T4, son dos buenos lugares con agencias de coches de alquiler en Madrid. Así que el plan de visitar todos estos lugares propuestos es posible. Pero somos conscientes de que, en un solo viaje, será complicado visitarlos todos. Así que no quedará otra que viajar más veces a Madrid ¿No? ¡Buen viaje y a disfrutar! 😉

(47)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.