Mercado de Motores (Madrid): Un museo para ir de compras.

El Mercado de Motores es una interesante iniciativa que ha llevado a uno de los museos más singulares de Madrid, el Museo del Ferrocarril, un curioso mercado de venta al público con productos diversos.

Se trata de una especie de Rastro, o mercado de pulgas, pero con el toque especial que le brinda el emblemático lugar en el que se encuentra, la antigua Estación de Delicias. Un espacio de diseño industrial de finales del siglo XIX que en su día dio servicio a la red de trenes de Madrid y que en la actualidad alberga una exposición de ferrocarriles.

Esto hace que sea especialmente llamativo ver como los diversos puestos de venta de este mercado se distribuyen entre los andenes de la antigua estación madrileña, en los que hay apeadas algunas de las joyas locomotrices que en su día circularon por las vías de la geografía española.

museo ferrocarril madrid

Museo del Ferrocarril de Madrid

Locomotoras y vagones de varias décadas, de clase turista y de lujo, descansan en este museo y sirven de atractivo adicional para los visitantes del mercado. Haciendo las delicias de grandes y pequeños, que contemplan curiosos como era el transporte ferroviario del siglo pasado mientras recorren cada uno de los puestos del mercado.

mercado ferrocarril madrid

Museo del Ferrocarril de Madrid

En el Mercado de Motores se venden productos vintage, de diseño y de segunda mano. Todo ello de la mano de vendedores profesionales y de otros tantos particulares que, en el caso de los segundos, intentan buscar nuevo dueño a los objetos de segunda mano que exponen.

mercado motores madrid

Mercado de Motores en el Museo del Ferrocarril de Madrid

Productos artesanales, zapatos, elementos decorativos, libros o juguetes son algunas de las cosas que se pueden ver y comprar en este mercado “vintage”, que recuerda mucho a algunos de los mercados más populares de otras capitales de Europa. Aunque en ningún otro, que nos conste, podréis encontrar un recinto tan peculiar como el que ofrece el museo del ferrocarril de Madrid.

madrid mercado motores

Puesto de segunda mano en el Mercado de Motores (Madrid)

También es interesante la oferta de productos gastronómicos y gourmet a la venta. Aceites, vinos, chocolates, embutidos, dulces y quesos de diferente procedencia son los comestibles más populares.

La oferta gastronómica la completan varios cafés, bares y restaurantes repartidos por los diferentes ambientes de la antigua estación. Siendo posible disfrutar de algo que comer y/o beber a cubierto o al aire libre, en las desenfadadas terrazas abiertas en los andenes exteriores.

Todo ello amenizado con el ritmo de grupos y bandas de música en vivo, que llenan el antiguo recinto monumental de buenos sonidos y ayudan a alegrar la visita.

madrid mercado ferrocarril

Música en vivo en el Mercado de Motores de Madrid

El ambiente es totalmente variopinto, pero predomina la gente joven y no faltan los padres con hijos pequeños. Los niños pueden tambie disfrutar de una zona de juegos con un tren infantil.

Durante nuestra visita, además de los trenes, pudimos ver también una exposición de motos antiguas. No nos atrevemos a asegurar si dicha exposición es permanente, pero sí a decir que había auténticas reliquias de las dos ruedas.

exposicion mercado motores

Exposición de motos antiguas en el Mercado de Motores de Madrid

El éxito de la iniciativa del Mercado de Motores ha hecho que, de una apertura temporal inicial de unos meses, ahora abra prácticamente todo el año. Aunque todavía solo abre sus puertas un par de días mensualmente. En concreto, está abierto los sábados y domingos del segundo fin de semana de cada mes, en horario de 11:00 a 22:00 horas. La entrada es gratuita.

Poco a poco el Mercado de Motores está dejando de ser un desconocido y se está convirtiendo en otro punto de referencia turístico de la ciudad de Madrid, completando la oferta de mercados, de concepción más moderna, que en los últimos tiempos han ido surgiendo en distintos barrios de la capital de España.

Para llegar hasta el Museo del Ferrocarril y su Mercado de Motores (Paseo de las Delicias 61) la mejor opción es el transporte público.

Se encuentra no muy lejos de la Estación de Atocha (a 15 minutos gastando suelas), aunque la más cercana es la Estación de Cercanías de Delicias (operativa y próxima al museo), a la que llegan las líneas de trenes de cercanías C1 y C10. Si se opta por el Metro, la Línea 3 (amarilla) hasta su parada de Delicias es la mejor opción.

Así que, si no lo conocíais aun, ya no tenéis excusa para acercaros a este nuevo y singular mercado de la ciudad de Madrid. Es sin duda un museo para ir de compras y una interesante propuesta para pasar un buen rato durante el fin de semana, tanto si sois de Madrid como si estáis de visita.

(487)

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *