Oravsky hrad (Eslovaquia): El Castillo de Nosferatu

Según llegamos Oravský Podzámok, pequeña localidad a 280 kilómetros al noreste de Bratislava, en plenos Cárpatos occidentales, rápido entendimos el origen de la popularidad de su famoso castillo. El Castillo de Orava u Oravsky hrad (en eslovaco).

castillo-orava-eslovaquia

Castillo de Orava (Eslovaquia)

Ubicado sobre un promontorio rocoso a orillas del rio Orava, su imponente silueta sobresale entre las copas de los árboles del frondoso bosque que lo abraza y parece querer evitar que sus muros se escapen hacia el cielo. Tan impresionante estampa le confiere a este castillo un halo de misterio y justifica que sea una de las joyas medievales de Eslovaquia.

Se tiene constancia de su existencia desde el siglo XIII y por su robusta construcción y emplazamiento, con una torre que se levanta hasta los 112 metros sobre el cauce del río Orava, se dice que nunca pudo ser conquistado durante los numerosos asedios que padeció.

vista-castillo-orava

Castillo de Orava (Eslovaquia)

Por ironías de destino, curiosamente el mismo bosque que le ha dado abrigo y protección durante siglos fue su peor enemigo allá por 1800. Año en el que un voraz incendio devoró las masa forestal y con ella la madera de una parte del castillo, haciendo colapsar su estructura.

Tras su restauración (1953 a 1968) y posterior apertura al público, esta maravilla medieval del patrimonio histórico eslovaco se ha convertido en uno de los lugares más turísticos del país.

castillo-orava-patio

Castillo de Orava (Eslovaquia)

Actualmente el Castillo de Orava alberga un museo distribuido por sus numerosas estancias, compuesto por diversos elementos del patrimonio artístico, cultural, natural y etnológico de la región.

Entre los puntos de interés del Castillo destacan los siguientes:

  • Entradas fortificadas: Un total de tres puertas consecutivas con sus elementos defensivos, que van adentrando al visitante en la historia según se cruza cada uno de sus arcos y túneles.
  • Ciudadela: Es una de las partes más antiguas del castillo. Se ubica en la parte más alta de la fortaleza y en la actualidad acoge una exposición arqueológica. Además ofrece unas privilegiadas vistas sobre parte del castillo y sus alrededores.
  • Palacio Corvinus: Un palacio construido en el siglo XV por el rey húngaro Matias Corvinius. Acoge elementos de época, destacando el mobiliario medieval en madera y, especialmente, las trabajadas sillas. Las paredes está decoradas por retratos de personajes influyentes de la región y entre ellos podréis encontrar el curioso retrato de Edmund Zichy, que aparece pintado con 6 dedos en una mano y 4 en la otra. La leyenda dice que era un hombre que acostumbraba a tomar 6 pero solo dar 4. Pero la realidad puede que fuera otra, ya que el retrato está coronado por una inscripción que dice “Non verba, sed facta” (palabras no, sino hechos), que podría sugerir que fue un hombre de acción con una reputación bastante mejor que la otorgada por la leyenda ¿Qué versión será la más ajustada a la realidad?…
  • Palacio Thurzo: Alberga decoración antigua y retratos de personajes influyentes de la época.
  • Palacio de Ján de Dubovec: Su construcción se remonta al siglo XVI y fue residencia de los nobles de palacio. En la actualidad acoge imponente decoración antigua, además de elementos militares.
  • Torre residencial: También acoge muebles del siglo XIII como muestra de la vida cotidiana en el castillo.
  • Capilla de San Miguel: Un pequeño templo destinado al culto que, a pesar de su reducida superficie, presenta un imponente altar.
patio-castillo-orava

Patio del Castillo de Orava (Eslovaquia)

Desde las diferentes estancias principales se puede acceder a otras salas y rincones curiosos del castillo como, por ejemplo, los calabozos, la sala de tortura, salas de armas, exposiciones de la flora y fauna (disecada) local, representaciones  de utensilios tradicionales de la vida en el campo,  muestras de vestimenta tradicional y un sinfín de curiosidades más.

Todo ello durante una visita que dura aproximadamente de 2 a 3 horas (dependiendo del recorrido) y que únicamente se puede realizar si se va acompañado por un guía. Los guías hablan principalmente en eslovaco, pero también hay visitas en inglés.

Nosotros llegamos al último turno del día (18:00 h. en verano) y nos tocó una guía en eslovaco. Idioma que no entendemos pero que nos hizo pasar una divertida experiencia tirando de intuición, mientras escuchábamos sonidos ininteligibles y leíamos los paneles informativos (en inglés) de los puntos de interés del castillo.

castillo-orava-tejados

Tejados del Castillo de Orava (Oravsky hrad)

Existe una aplicación gratuita (Orava Castle), para utilizar el móvil como audioguía en más idiomas, que se puede descargar a través del wifi libre que existe en el punto de venta de entradas. A nosotros no nos dio tiempo a instalarla antes de comenzar el recorrido, pero seguro que es una buena alternativa para conocer los detalles del castillo en el idioma que os resulte más comprensible.

La entrada nos costó 7 € por persona y la visita de 2 horas del último turno de la tarde, cuando empezaba a atardecer, nos pareció tremendamente entretenida e inquietante. Particularmente por la ubicación del castillo, la historia del lugar, los cuadros que lo decoran, el crujir de su suelo de madera al pisarlo, el chirriar de sus antiguas puertas al ser abiertas y cerradas, las sombras que generan las últimas luces del día y el efecto de escuchar únicamente eslovaco durante todo el recorrido.

La singularidad y el misterio que envuelven al Castillo de Orava han convertido a este monumento del patrimonio eslovaco en escenario de numerosas películas de cine. Hadas, dragones, magos y monstruos han morado por sus rincones más cinematográficos. Existiendo una sala en el castillo dedicada a recordar todas los películas allí rodadas.

Pero de todos sus habitantes de ficción nuestro preferido es sin duda Nosferatu. Los exteriores de esta mítica película de vampiros de 1922 se grabaron en el Castillo de Orava y  sus alrededores. Un emplazamiento de miedo y propio de la mismísima Transilvania, pero en Eslovaquia.

castillo-orava-nosferatu

Nosferatu en el Castillo de Orava (Eslovaquia)

Si se pretende hacer noche Oravský Podzámok para visitar el castillo, en los alrededores del mismo hay varios hoteles, pensiones y restaurantes, a precios muy económicos, en los que poder hacer alojarse y tomar algo mientras se disfruta de las vistas sobre el castillo. En algunos establecimientos no hablan inglés, así que es posible que tengáis que improvisar las vías de entendimiento.

Es lo que nos ocurrió a nosotros en el hotel en el que nos alojamos, el Hotel Oravan (39 €/noche). Pero con una buena sonrisa y ganas de entenderse no hubo problema. Seguramente no sea el mejor hotel de Oravský Podzámok, pero el desayuno en su terraza con vistas privilegiadas al castillo es una gozada.

eslovaquia-orava

Castillo de Orava en Oravský Podzámok (Eslovaquia)

Para llegar a Oravský Podzámok la mejor opción es el coche. El lugar está bien comunicado por carretera y el vehículo privado es más cómodo que el transporte púbico. Tanto si se trata de una visita relámpago desde alguna ciudad popular próxima, caso de Zilina o Banská Bystrica,  como para pasar la noche.

Pero lo que es seguro, sea cual sea vuestro caso, es que tras conocer la residencia de Nosferatu nunca olvidareis el Castillo de Orava.

Para más información sobre el castillo y otras actividades en sus alrededores podéis consultar la web del Museo del Castillo de Orava.

(408)

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anti Spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.