Viaje a Abu Dhabi (Emiratos Árabes): Qué ver y hacer en 1 o 2 días

Abu Dhabi es uno de los siete emiratos que conforman la monarquía federal de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), en el Golfo Pérsico (Oriente Medio), y también es uno de los destinos turísticos más populares en la Península de Arabia.

La ciudad de Abu Dhabi es la capital de emirato y también de la monarquía, que cada vez está pujado con más fuerza para atraer el dinero procedente del turismo.

Si bien no es tan popular como su la vecina Dubái, en los últimos tiempos está generando motivos suficientes para merecer un visita.

Abu Dhabi ha optado por abrirse al mundo embarcándose en diferentes proyectos que buscan siturarla en el mapa de ciudades importantes y atraer un turismo cultural, religioso, deportivo y, muy particularmente, de lujo.

Los Emiratos han sabido hacer de la obtentación y la exclusividad su “Marca País” y en Abu Dhabi es algo que se puede ver desde el primer momento en todos sus lugares de visita imprescindible. Pero por otro lado también ha permitido que esa seña de identidad pueda estar al alcance de (casi) todos, en unos casos como consumidor directo y en otros como mero espectador. El situarse de un lado o del otro ya es cosa del poder adquisitivo y las ganas de gastar de cada uno o cada una.

El nivel de desarrollo y modernización de la ciudad está lejos del exuberante crecimiento de Dubái, que está desarrollando una megalópolis a base de rascacielos. Pero no por ello el atractivo como destino turístico de Abu Dhabi es menor, ya que su apuesta por el turismo parce estar basada en planes de éxito muy concretos.

Dicho esto ¿Merece la pena visitar Abu Dhabi? La respuesta es sí, merece la pena.

Puede ser un destino perfecto de 1 o 2 días y, como ya explicamos en nuestro artículo “Viaje a Dubái: Qué ver y hacer en 5 días”, en combinación con la visita a los emiratos vecinos, puede permitir completar la visión que se puede tener sobre lo esencial de los Emiratos Árabes en poco tiempo.

Qué ver y hacer en Abu Dhabi

Podemos garantizar que los abudabíes, cuando se ponen, no escatiman en gastos, siempre buscan destacar y muy especialmente asombrar.

Como resultado de ello hay una serie de paradas obligadas en una visita a la ciudad. Si bien el visitarlas todas dependerá de los gustos de cada uno y del tiempo de que se disponga.

Gran Mezquita del Jeque Zayed

Es posiblemente uno de los edificios religiosos islámicos que más nos ha impresionado de entre todos los que hemos tenido la suerte de visitar.

Mezquita Sheikh Zayed (Abu Dhabi)

Esta moderna mezquita inaugurada en 2007 es una maravilla construida en impoluto mármol blanco decorado exquisitamente con elementos cerámicos, piedras semipreciosas y oro. Todo un lujo, para el bolsillo y para la vista.

Mezquita Sheikh Zayed (Abu Dhabi)

Su inmensa plaza central en mármol está decorada con coloridos elementos florales y custodiada por más de 1000 columnas, 82 cúpulas de diferentes tamaños y 4 minaretes que superan los 100 metros de altura. Todo diseñado y construido siguiendo los cánones de la arquitectura islámica tradicional, pero desde un enfoque totalmente moderno que le otorga por momentos un ligero aspecto futurista.

Mezquita Sheikh Zyed (Abu Dhabi)

Las proporciones son inmensas, ofreciendo capacidad para unos 40.000 fieles. Todo está hecho a lo grande, desde sus enormes lámparas a sus infinitas alfombras, pero siempre cuidando el diseño y el detalle.

Mezquita Sheikh Zayed (Abu Dhabi)

El resultado es un templo religioso que impresiona desde lejos, antes de entrar en su complejo de unos 20.000 m2, y supera las expectativas una vez dentro.

Mezquita Sheikh Zayed (Abu Dhabi)

El acceso es gratuito y, a la vez, extremadamente riguroso. En el control de entrada se presta tanta atención a la seguridad cómo a la vestimenta de los visitantes.

Hay un código de vestimenta que hay que seguir de forma escrupulosa para poder acceder a la mezquita, exigiendo que no se luzcan partes del cuerpo al aire, más allá de cara y manos, que las mujeres se cubran el cabello y que se evite llevar ropa ceñida.

Insistimos en este asunto porque son realmente estrictos. Motivo por el que aconsejamos llevar un pañuelo amplio o un foulard, como elemento corrector, por si durante el control indican que alguna parte del cuerpo no va convenientemente vestida y/o tapada.

Mezquita Sheikh Zayed (Abu Dhabi)

Por otro, como en el resto de mezquitas, una vez en su interior  es también obligatorio descalzarse. Hay zonas convenientemente habilitadas para dejar el calzado.

Mezquita Sheikh Zayed (Abu Dhabi)

Las visitas se permiten generalmente de sábado a jueves en horario de 9:00 a 22:00 horas. Los viernes solo se puede visitar por la tarde, a partir de las 16:30 horas, y en época de Ramadán sólo por la mañana y hasta las 13:00 horas.

Mezquita Sheikh Zayed (Abu Dhabi)

Sheikh Zayed se sitúa a las afueras del centro turístico de Abu Dhabi, entre los tres puentes principales de conexión de la ciudad, y la mejor forma de llegar es en taxi desde el centro o directamente desde Dubái.

Mezquita Sheikh Zayed (Abu Dhabi)

Para contemplar más detalles del interior de la mezquita, aquí va un vídeo hecho con más ilusión que perfección 😉

 

Hotel Emirates Palace

Bienvenidos a uno de los hoteles más lujosos, exclusivos y, por ende, caros del planeta. Suntuosidad a todos los niveles, que se puede percibir desde el inicio de su larga escalinata de acceso.

Hotel Emirates Palace (Abu Dhabi)

Estamos en un país desértico, en el que el termómetro se funde antes de que llegue el medio día, pero no faltan las fuentes de agua como elemento decorativo destacado. El recurso acuoso es escaso en la península arábiga, pero poderoso es don dinero.

Una vez arriba, en la entrada al hall del hotel, los coches de alta gama se suceden subiendo y bajando a clientes acaudalados, por lo menos, en apariencia.

¿Habéis visto alguna vez una fila de coches Lamborghini, Ferrari y Porche desfilar? En este  acaudalado hotel parece ser que no es raro que suceda. Nosotros lo vimos.

Típico utilitario en Abu Dhabi (Emiratos)

El acceso a este hotel de 7 estrellas es libre, no es preciso disponer de reservar como en el Burl Al Arab de Dubái,  y una vez dentro es fácil dejarse impresionar por el lujo del lugar.

Un pianista y una cantante de ópera ponen ambiente al inmenso espacio diáfano del lobby, en el que es posible tomar un refinado café a precios más o menos “asequibles” teniendo en cuenta el lugar.

Hotel Emirates Palace (Abu Dhabi)

Dispone de cerca de 400 habitaciones, su diseño sigue patrones tradicionales árabes y su decoración cuenta de forma abundante con mármol, oro, nácar, centenares de palmeras y más de un millar de lámparas con cristales de Swarovski. Todo ello construido gracias a una generosa inversión varios miles de millones de dólares.

Hotel Emirates Palace (Abu Dhabi)

 

Además, como el dinero atrae al dinero, también es posible ir de compras en el propio hotel. Así que si estáis pensando en comprar, entre otras cosas, un buen equipo para la práctica de la cetrería, muy popular en los emiratos, en el Emirates Palace tendréis también la posibilidad de quemar vuestra tarjeta de crédito en ello.

Kit básico de cetrería en el Hotel Emirate Palace (Abu Dhabi)

Se ubica de forma estratégica junto al mar, en West Corniche Road, ofreciendo una playa privada y buenas vistas sobre la costa, la zona financiera de la ciudad y las famosas Torres Etihad.

Para el que no contemple alojarse en él, y vivir su experiencia luxury de sibarita por 400 €/noche en las habitaciones más sencillas, la visita al Emirates Palace le proporcionará una referencia más con la que constatar el nivel económico de esta parte del mundo.

Torres Etihad

Este moderno conjunto de 5 torres se sitúa justo enfrente del Hotel Emirates Palace y marca parte del skyline de Abu Dhabi.

La altura máxima del complejo viene marcada por la torre número 2, que alcanza los 305 metros. Es alta ¿Verdad? Pues no está ni entre las 15 primeras en el ranking de edificios más altos de los Emiratos, aunque no por ello deja de ser impresionante y llamativa.

Torres Etihad (Abu Dhabi)

Entre las diferentes torres se reparten apartamentos, hoteles, restaurantes, bares, tiendas e incluso un mirador en la planta 74 de la mencionada Torre 2. Un punto estratégico para disfrutar de unas estupendas vistas sobre la ciudad y las cálidas aguas del Golfo Pérsico. La entrada cuesta 95 AED (22,50 €), de los que 55 AED pueden canjearse por comida y bebida ¿Merece la pena pagarlos? Pues si no tienes en mente subir al Burj Khalifa de Dubái pude que sí.

Heritage Village

No todo fue lujo y rascacielos en el pasado, hubo un tiempo en el que la vida en los Emiratos fue más dura y tradicional. Algo que se puede conocer en  Heritage Village, una pequeña reconstrucción de un antiguo pueblo tradicional del desierto arábigo.

Esta representación de un oasis permite al visitante conocer algo más de la cultura popular de emiratos, interactuando con artesanos locales y experimentando la vida cotidiana de, por ejemplo, un viejo campamento de Abu Dhabi.

Se encuentra junto al Centro Comercial Marina, en Abu Dhabi Theatre Rd., y no muy lejos del Hotel Emirates Palace. Pudiendo ir andando de uno a otro con facilidad.

La entrada es gratuita y el recorrido pude llevar lo que uno se quiera entretener en el recinto.

Marina Mall

No se trata del centro comercial más impresionante de Emiratos, pero es el lugar perfecto para los que buscan ir de compras no muy lejos de algunos de los principales puntos de interés de Abu Dhabi City.

Al Markaziyah West desde Marina Mall (Abu Dhabi)

Es también buen lugar para hacer parada y reponer fuerzas en alguno de sus restaurantes de comida internacional con precios moderados. Es donde nosotros comimos y, sin ser para tirar cohetes, el sitio ofrece comida para todos los gustos y buen aire acondicionado.

Así que otro de sus atractivos es ser buen punto para una parada técnica.

Ferrari Wold Abu Dhabi

Representa un lugar de visita imprescindible si eres un apasionado de la Fórmula 1 y del mundo del motor.

Se trata de un mastodóntico parque temático deportivo y de atracciones dedicado a la todopoderosa Ferrari. Presume de una imponente cubierta, del rojo color de la marca y con su famoso cavallio rampante, que seguro se puede incluso desde el mismísimo satélite Meteosat.

Está alejado del centro, en la Isla de Yas, en dirección al aeropuerto de Abu Dhabi. Siendo el táxi la mejor forma de ir a su encuentro.

Anexo al recinto se encuentra en circuito de Fórmula 1 de Abu Dhabi.

Nosotros descartamos su visita, ya que el mundo del motor no nos apasiona en exceso y decidimos dedicar tiempo a otras cosas. Pero los amantes de los coches y del mundo del motor seguro que le sacan provecho a la visita.

Louvre Abu Dhabi

Este museo del arte y la civilización se inauguró en 2017, con posterioridad a nuestro paso por la ciudad, pero por el singular diseño de su edificio y el contenido artístico de su interior seguro que merece la pena la visita. Que nos apuntamos para un futuro regreso a la capital de Emiratos.

Surge de una colaboración estratégica entre la ciudad de Abu Dhabi y Francia, por el que se tiene la posibilidad de acoger durante un tiempo determinado el nombre y parte de la obra artística del famoso museo de París; El Louvre.

El acuerdo es por un periodo de 30 años y para su consecución no se ha escatimado en recursos. Ya que al coste de la construcción, más de 100 millones de Euros, los Emiratos se han comprometido a invertir varios cientos de millones de euros más en los próximos años. Cifras enormes para un proyecto cultural y artístico muy ambicioso.

El diseño del edificio corrió a cargo del prestigioso arquitecto francés Jean Nouvel, autor también de la llamativa ampliación del museo Reina Sofía de Madrid, y se caracteriza por una singular cúpula que permite el paso de la luz solar de una forma ingeniosa y elegante.

Dispone de unos 8.000 m2 destinados a galerías, de un total aproximado de 24.000 m2, y es el principio de un ambicioso proyecto que busca convertir Abu Dhabi en un referente cultural mundial a base de talonario. Algo que no ha estado exento de controversia.

Se localiza en el distrito cultural de Saadiyat, una isla al norte de la ciudad, y en breve tendrá llamativos vecinos como, entre otros, una sucursal del Gugengnheim, un museo nacional y una exposición de alta tecnología.

Cómo llegar a Abu Dhabi

La ciudad dispone de aeropuerto internacional pero en nuestro caso viajamos desde la vecina Dubái, a unos 150 km.

Para ello optamos por contratar los servicios de un taxi para todo el día por un importe de unos 165 € al cambio.

Puede parecer caro. Sin embargo, a nuestro parecer, tener un conductor para ti solo, que permite hacer el recorrido a tu ritmo, sale más a cuenta que otras opciones. Como puede ser el ir en un grupo organizado o el tener que depender de los limitados horarios del transporte público.

Para aquellos que quieren ir sobre seguro, la mejor opción pasa por llegar a un acuerdo con las agencias de taxis que trabajan con los hoteles. Aunque suele ser más caro que un taxista de la calle.

Por eso es recomendable, antes de cerrar el trato, comparar precios entre los obtenidos en el hotel y los que ofrecen los taxistas fuera del hotel. Luego ya es cuestión de decantarse por la opción que más interese, por precio y confianza.

La ciudad de Abu Dhabi es un destino perfecto para una excursión de un día, así que organizar la escapada desde Dubái es perfectamente viable. Eso sí, en una sola jornada, será difícil tener tiempo suficiente para disfrutar de todos los puntos de interés descritos con anterioridad. Así que no quedará otra opción que sacrificar alguna visita o, si no se está dispuesto a ello y se dispone de tiempo, ampliar la estancia a dos días.

(52)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *