Viaje a Budapest (Hungría): La capital de las dos ciudades

Budapest era la última de las tres grandes capitales centroeuropeas, tras Praga y Viena, que nos quedaba por conocer.

Se trata de la ciudad más poblada de Hungría y la más bulliciosa, con más de 11 millones de visitantes anuales que convirtiendo a Budapest uno de los destinos europeos más populares.

Nuestro viaje hasta esta antigua ciudad imperial a orillas del Danubio no estuvo exento de dificultades, ya que nos quedamos en tierra la primera vez que intentamos ir por la quiebra de la compañía aérea con la que reservamos los vuelos (Malév). Algo que nos sirve de excusa para recordar que finalmente conseguimos recuperar el importe de los vuelos gracias al seguro de la tarjeta de crédito con el que hicimos la compra. Así que tenerlo en cuenta si os encontráis en las mismas en alguna ocasión.

Sea como fuere, pasado algún tiempo volvimos a la carga y finalmente a la segunda conseguimos viajar a la capital húngara, cumpliendo un viejo deseo que nos permitió conocer y disfrutar de la capital de las dos ciudades, Buda y Pest.

vistas monte guellert budapest

Vista sobre el río Danubio y la ciudad de Budapest (Hungría)

El viaje que realizamos duró  4 días. Tiempo suficiente para cogerle el pulso a la ciudad y tener la oportunidad de descubrir por el día su enorme patrimonio arquitectónico y monumental, que en muchos casos está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Pero Busdapest no solo se puede disfrutar de día, sus noches son también famosas y tuvimos igualmente la ocasión de conocer lo animadas que son.

De nuestra escapada nos trajimos muchos recuerdos y un buen listado de recomendaciones para saber qué ver y hacer a ambas orillas del Danubio. Así que, aun sabiendo que  es posible que nos dejemos algo en el tintero, aquí van unas cuantas sugerencias que no hay que perderse en un viaje a Budapest.

Qué ver y hacer en Pest

Pest se ubica al Este del Danubio y representa el lado más extenso, bullicioso y diverso de la ciudad.

Desde esta antigua urbe que ahora forma parte de la capital húngara se puede acceder a dos lugares icónicos de Budapest, El Puente de las Cadenas y el Parlamento de Hungría.

puente cadenas budapest

Puente de las Cadenas en Budapest (Hungría)

El Puente de las Cadenas une las dos orillas del Danubio, conectando Buda y Pest, y es una auténtica joya ingenieril. La construcción actual no es la original, ya que fue significativamente dañada durante las Guerras Mundiales. Pero 1949 fue reconstruido y hoy en día es uno de los puntos más fotografiados de la ciudad. Por dicho motivo puede ser un auténtico reto el ser capaz de hacer una foto de los legendarios leones que flanquean su entrada sin que salga algún desconocido en la instantánea. Nosotros no lo conseguimos.

budapest puente cadenas

Candados en el Puente de las Cadenas (Budapest)

El Parlamento es posiblemente la imagen más reconocida internacionalmente de Budapest y también otro de los lugares más fotografiados. Argumentos no faltan para ello, con una estética neogótica que se refleja majestuosa sobre las aguas del Danubio.

Es de los Parlamentos más grandes del mundo, con 691 salas, 268 metros de longitud y una cúpula que se levanta hasta los 96 metros de altura. Siendo posible visitar parte de sus estancias a través de las visitas guiadas que enseñan su interior y su historia.

Budapest Hungria parlamento

El Parlamento de Hungría (Budapest)

Recorrer las orillas del Danubio por el lado de Pest es otra de las cosas imprescindibles que no hay que dejar pasar en un viaje a Budapest. Da acceso a numerosos lugares de interés en la ciudad y a buenas vistas sobre el lado de Buda.

Unas decenas de metros al sur del Parlamento se encuentra un singular y emotivo homenaje a las víctimas ejecutadas por el partido Arrow Cross durante la Segunda Guerra Mundial, que es conocido como el monumento de los Zapatos a Orillas del Danubio.

zapatos orillas danubio budapest

Los Zapatos a orillas del Danubio en Budapest (Hungría)

La obra es tan simple como contundente, recordando de una forma sencilla el drama vivido en la ribera del río tiempo atrás. Según leímos, allí las víctimas eran obligadas a quitarse los zapatos y a colocarse al borde del agua para ser asesinados de un disparo que hacía que sus cuerpos cayeran sin vida al río. Una hilera de zapatos creados en hierro, y dispuestos como sus dueños los dejaban tras ser sufrir tan desgraciado infortunio, dan lugar a un monumento que estamos seguros os sobrecogerá cuando lo veáis.

No muy lejos de allí, también en el paseo del río, se encuentra otra de las señas de identidad de la ciudad. Una estatua en bronce a tamaño real del artista László Marton conocida como la “Princesita de Budapest o, más popularmente, como “Duende de Budapest”. Inevitable será el que os hagáis una foto de recuerdo junto a la simpática figura.

duende princesita budapest

La Princesita ó el Duende de Budapest (Hungría)

Ya alejándonos del río, hacia el Este desde el Puente de las Cadenas, no hay que perderse la Basílica de San Esteban. Su edificio de estilo clásico y con su imponente cúpula es otro de los lugares más visitados y fotografiados de la ciudad. Imprescindible no perderse la visita a la cúpula, los 500 florines (unos 2 €) de la entrada bien valen las magníficas vistas de la ciudad que desde las alturas de San Esteban se pueden disfrutar.

En el interior de la basílica, además de contemplar su monumentalidad, se puede ver la mano derecha (momificada) del rey fundador del estado húngaro, San Esteban. La reliquia se conserva en una ostentosa urna y para divisarla hay que disponer de muy buena vista o de muy buena cámara. En el caso de no disponer de ninguna de las dos, no os preocupéis, hay paneles explicativos que relatan la historia del famoso y venerado órgano.

basilica san esteban budapest

Basílica de San Esteban (Budapest)

No muy lejos de San Esteban se encuentra otro importante templo religioso, la Sinagoga de la calle Dohány. Es la segunda más grande del mundo y también se puede visitar. La entrada cuesta 10€ y hay que recordar que cierra los sábados por la celebración del Shabbat.

sinagoga dohany budapest

Interior de la Sinagoga de la calle Dohány (Budapest)

El edificio del siglo XIX con una fachada de ladrillo y dos torres singulares es inconfundible.

budapest sinagoga dohany

Sinagoga de la calle Dohány (Budapest)

Algo más al sur, a la altura del Puente Szabadság, se encuentra el Mercado Central de Budapest, un lugar perfecto para conocer la vida cotidiana de la ciudad. Su edificio monumental lo convierte en uno de los mercados más bonitos de Europa y en sus numerosos puestos de venta se pueden encontrar muchos de los ingredientes que forman parte de la gastronomía popular húngara. Especialmente nos llamaron la atención los embutidos, que parecían ser protagonistas de muchos expositores.

mercado central budapest

Mercado Central de Budapest (Hungría)

En la planta superior del mercado hay cafeterías y alguna cantina en la que poder probar productos de la tierra.

budapest mercado central

Puesto de embutidos en el Mercado Central de Budapest (Hungría)

El Mercado Central se encuentra en el extremo sur de la Calle Váci, una animada vía peatonal en la que es posible encontrar numerosas tiendas de recuerdos, de artesanía, de productos típicos, interesantes cafés, algún restaurante y algo muy importante, oficinas de cambio de moneda (con buen ratio y sin comisiones). Así que esta calle representa un buen lugar para pasear y descubrir el ambiente diurno de Budapest.

Subiendo por la Calle Váci hasta Kossuth Lajo se puede llegar a Ferenciek Tere (Plaza de los Franciscanos) para descubrir un edificio que nos pareció tremendamente singular. Se trata del edificio Budern-ház (La Casa Brudern), una joya Art Decó escondida en el centro de Budapest.

parisi udvar budapest

Edificio Budern-ház y Parisi Udvar en Budapest (Hungría)

Torsos de mujeres y hombres sobresalen de la fachada como si fueran gárgolas que vigilan a los transeúntes, mientras que en el interior de este bloque residencial y de oficinas se extiende un pasadizo de tiendas con una bóveda  acristalada conocido como Parisi Udvar.

En los alrededores de la Ferenciek Tere hay más ejemplos de la arquitectura monumental, casi igual de llamativos que La Casa Brudern.

Dirigiéndonos más al norte se llega hasta otra de las calles más importantes de la ciudad, Andrassy út. Una amplia avenida de más de 2 kilómetros declarada Patrimonio de la Humanidad gracias a sus numerosos edificios singulares de estilo neorenacentista.

El Palacio de la Ópera y la Casa del Terror (Terror Haza) son dos claros exponentes de la arquitectura que se puede encontrar en la Avenida Andrassy.

La Ópera se encuentra en el número 22 de la avenida, representando uno de los espacios culturales más relevantes de la ciudad desde hace más de 130 años.

La Casa del Terror se localiza en el número 60 de Andrassy út. y es fácilmente reconocible por su llamativo voladizo con la palabra Terror (al revés para que cuando se proyecte su sobra sobre la fachada se lea correctamente). En su tiempo fue el edificio principal de la Policía Secreta Comunista y ahora es un museo que homenajea a las víctimas de los regímenes que castigaron Hungría hasta el siglo XX. La entrada cuesta 2000 HUF (6,5 €).

museo casa terror budapest

Casa del Terror (Budapest)

La Avenida Andrassy comunica el centro de Budapest con la Plaza de los Héroes y el Parque Municipal.

En la Plaza destaca el Monumento Milenario, que consta de una columna coronada por el Arcángel Gabriel y una base sobre la que cabalgan personajes históricos del país magiar. La obra es de proporciones hercúleas y hay que reconocer que el aspecto tribal de  los personajes representados impone.

plaza heroes budapest

Plaza de los Héroes en Budapest (Hungría)

El Parque Municipal es uno de los pulmones de la ciudad y en él encontraréis amplios jardines, un lago, zonas deportivas, diversos edificios históricos como el Castillo de Vajdahunyad y unos de los balnearios más famosos de la ciudad. El Balneario Széchenyi.

balneario széchenyi

Balneario Széchenyi (Budapest)

Qué ver y hacer en Buda

Situada al Oeste del Danubio, Buda es el lado montañoso de Budapest. Su orografía y ubicación estratégica la convirtió en el lugar ideal para erigir la fortaleza de la ciudad y ahora es el lugar perfecto para descubrir buenas vistas de Pest.

Tomando como punto de partida el Puente de las Cadenas se puede acceder al Castillo de Buda andando, haciendo piernas, o en el Funicular Budavári Sikló.

El funicular es una reliquia que lleva funcionando de finales del siglo XIX, haciendo un recorrido de unos 100 metros para salvar un desnivel de 50 metros. El billete (sólo ida) cuesta 1200 HUF (4 €). Nosotros lo encontramos en una parada de mantenimiento, así que no pudimos conocer la experiencia de ascender en él.

El Castillo de Buda es otra de las zonas monumentales de la ciudad. Allí se encuentran, entre otros, el Palacio Real del siglo XIII, el elegante barrio del castillo, el Palacio Sándor (residencia del Presidente húngaro) con su cambio de guardia y otros dos de los lugares más visitados de Budapets, la Iglesia de Matías y el Bastión de los Pescadores.

castillo distrito budapets

Palacio en el Castillo de Budapest (Hungría)

El estilo neogótico de la Iglesia de Matías la hace inconfundible, destacando su colorido tejado y su puntiaguda torre de 65 metros de altura. Durante un tiempo fue mezquita y ahora dicen de ella que es la iglesia católica más bonita y famosa de Budapest. A nosotros también nos lo pareció.

matthias church budapest

Iglesia de Matías en Budapest (Hungría)

Por su parte, el Bastión de los Pescadores es otro de los lugares imprescindibles a no perderse en un viaje a Budapest. Para descubrir sus siete  puntiagudas torres de estilo neoclásico que se encuentran tras la Iglesia de Matías y que representan a las antiguas siete tribus magiares que conquistaron Hungría y, por otro lado, para disfrutar de las magníficas vistas que ofrece sobre el Danubio y el Parlamento.

¿Por qué se llama así? Pues porque antiguamente, durante la edad media, en ese lugar se encontraba una parte de la muralla del Castillo de Buda que era defendida por el gremio de los pescadores.

bastion pescadores budapest

Bastión de los Pescadores en Budapest (Hungría)

Por cierto, la torre que mejores vistas tiene acoge un oportuno y pequeño bar-cafetería con una terraza para tomar algo mientras se disfruta de la panorámica. Si bien se puede acceder a ella aunque no se quiera hacer gasto tomando algo.

Bajando otra vez a nivel del río y dirigiéndose hacia el sur se llega la otra gran elevación de la ciudad, la Colina Gellért. Allí es fácil encontrarse con parejas paseando o gente haciendo deporte.

Si se tienen ganas y tiempo de ascender hasta la cima, en la colina se pueden visitar una capilla escavada en la roca que se conoce como la Capilla Rupestre, además de los restos de lo que fue la una antigua fortaleza conocida como la Ciudadela. Esta última, por su importancia estratégica, está lejos de ser lo que fue debido a los daños sufridos durante los conflictos bélicos que azotaron la ciudad durante el siglo XX. Actualmente hay algunas partes recuperadas y paneles informativos explican lo allí acontecido hasta la actualidad.

A los pies de la colina se encuentra otro de los balnearios más importantes y bonitos de la ciudad, los Baños Gellért. Un lugar perfecto para disfrutar de la cultura de Balnearios de Budapest.

Piscina Gellert

Baños Gellert en Budapest (Hungría)

Dónde comer en Budapest

Hay muchos y buenos sitios en los que comer bien, siendo Pest la zona que acoge la mayor oferta gastronómica de la ciudad.

En los alrededores de la Basílica de San Esteban hay una gran oferta de restaurantes, entre los que predominan los de comida internacional. Pero tiene el inconveniente, bajo nuestro punto de vista, de estar algo saturada de gente.

Una zona que consideramos más interesante y tranquila para comer se encuentra en la Calle Ráday. Está algo alejada del centro, pero su diversidad de bares, restaurantes, cafés, tiendas y galerías de arte convierte a esta parte de la ciudad en una buena alternativa.

Pero si nos tenemos que decantar por un restaurante en particular, ese sería el Drum Cafe (Dob Utca 2). Un pequeño y modesto local situado muy cerca de la Sinagoga de la Calle Dohány en donde poder comer platos muy típicos de la gastronomía húngara (gulash, langosok,…)  a precios muy económicos ¡Por 15 € comen bien dos personas! El ambiente es internacional, ya que mayoritariamente lo frecuentan extranjeros que están de visita en Budapest. Pero por el precio, trato y ubicación es una gran opción.

langhos budapest

Comida típica en Budapest (Langhos)

Por último, otra buena alternativa para comer la descubrimos en la calle Liszt Ferenc tér. En el número 2 de esta vía, perpendicular a la Avenida Andrassy, se encuentra el restaurante Menza. Un local de ambiente algo más sofisticado, frecuentado por locales y visitantes, en el que es posible degustar platos también algo más modernos y elaborados. El local, el ambiente y la comida merecen la pena. Respecto al precio, la cuenta para dos personas puede rondar los 50 €.

Dónde divertirse y tomar algo

Budapest tiene muchos lugares en los que poder tomar algo y una animada vida nocturna. En cierto modo nos recordó al Madrid de los viejos tiempos, en el que el ocio nocturno era otro de los grandes alicientes de la ciudad. Pero en Budapest aun tienen la suerte de mantener una interesante, animada y diversa oferta de ocio que merece la pena ser conocida.

Al igual que para comer, los alrededores de la Basílica y la calle Ráday ofrecen buenos cafés y bares en los que poder tomar. Algunos de ellos incluso con música en directo.

Pero en un viaje a Budapest es imprescindible conocer sus Bares Ruinosos, especialmente el Szimpla,  y la zona de marcha de Gozsdu Udvar.

Gozsdu udvar Kiraly utca Budapest

Zona de Gozsdu udvar (Budapest)

Para averiguar más os recomendamos que echéis un vistazo nuestro artículo sobre “La Diversión y la Vida Nocturna en Budapest”. Ahí encontraréis buenas pistas para guiaros por la noche local.

Qué ver y hacer en los alrededores

Si disponéis de tiempo suficiente y no os da miedo o pereza alejaros del centro de la ciudad, os recomendamos hacer una visitar a un curioso mercado de segunda mano situado a unos 45 minutos en transporte público del centro de Budapest.

Abierto desde los años 60, sus más de 16000 m2 acogen un sinfín de rarezas. Siendo el lugar perfecto para ir a buscar cosas sin pretensiones de encontrar nada o encontrar algo sin tener la intención de ir a buscar nada.

Ecseri Mercado

Mercado de Pulgas de Ecseri (Budapest)

Para descubrir lo que allí podréis ver y como llegar, podéis también echar un vistazo a nuestro artículo de Ecseri: El Mercado de Pulgas de Budapest”.

Dónde Dormir

Al tratarse de una ciudad a la que todos los años llegan tantos millones de visitantes, está claro que la oferta de alojamientos tiene que ser amplia.

Después de mucho buscar y comparar, nosotros finalmente nos decantamos por un hotel de tres estrellas de la calle Pilvax köz. Un alojamiento correcto, a buen precio y en pleno centro. La estancia de 4 noches con desayuno nos costó 154 € en el mes de marzo y, por ese precio y características, no encontramos mejor opción.

Pero también hay muchas más alternativas a menor y mayor precio. Así que todo depende del bolsillo de cada uno.

Cómo moverse por la ciudad

Si vais a realizar un viaje de varios días, los primeros seguro que preferiréis recorrer la ciudad andando y el último seguro que ya desearéis caminar un poco menos.

Pues bien, que sepáis que el centro de Budapest se puede recorrer perfectamente a pie. En dos días os puede dar tiempo a visitar lo principal de la ciudad gastando suelas.

tranvia budapest

Tranvía sobre Szabadság híd (Budapest)

Pero si por algún casual la pereza o el cansancio os pueden, que sepáis que Budapest tiene una amplia red de transporte público (barco, tranvía, metro, autobús,…). Especial mención merece el Metro, cuya línea M1 está declarada Patrimonio de la Humanidad. La M1 mantiene el estilo clásico de sus orígenes y la parada de Opera es un buen ejemplo de ello.

El billete sencillo de metro y el de tranvía sale a menos de 1,5 € y siempre hay que validarlo antes de hacer uso del medio de transporte elegido.

Por último, aunque no seamos muy forofos, encontramos una última opción de transporte por el centro de Budapest. Un invento que no pasa desapercibido y que, al ser un vehículo anfibio, puede circular por el casco histórico y navegar por el Danubio. Una alternativa algo chocante a nuestro juicio, pero todo sea por sorprender y ganar la atención del turista ¿Qué os parece?

autobus anfibio

Autobús anfibio en el Danubio (Budapest)

Cómo llegar al centro desde el Aeropuerto

Nosotros llegamos a Hungría en avión y nos decantamos por la opción del Airport Shuttle para llegar al centro de Budapest. Un servicio compartido de minibuses que, desde el aeropuerto, lleva a los usuarios que comparten vehículo hasta la dirección indicada por cada uno de ellos.

El aeropuerto internacional de Budapest no está muy lejos del centro, a unos 20 minutos. Así que el shuttle es una buena opción, a buen precio y de puerta a puerta. La reserva la hicimos en la propia terminal a la que llegamos y el trayecto nos costó 15 €.

Sin embargo debemos advertir que hemos leído en la web del aeropuerto que dicho servicio de Shuttle está inoperativo desde diciembre de 2015, recomendando como alternativa la opción del taxi con la compañía asociada Fötaxi.

Desconocemos si dicho servicio permanecerá inoperativo por mucho tiempo pero, por si las moscas, que sepáis que también existe una tercera opción para llegar al centro a través del transporte público. El autobús 200E hasta la estación de metro Köbánya-Kispest y desde ahí el metro de la línea M3 hasta la plaza Deák Ferenc en el centro.

(887)

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *