Viaje a las Cataratas del Niágara (USA – Canadá)

Las Cataratas del Niágara (Niagara Falls) se encuentran en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, más concretamente entre el estadounidense estado de Nueva York y la provincia canadiense de Ontario, y representan uno de los mayores atractivos turísticos entre ambos países.

El caudaloso río Niágara ha dado lugar a una frontera natural, creando en este entorno una garganta sobre la que se precipitan las tres caídas de agua que dan lugar a las famosas Cataratas del Niágara; Horseshoe Falls, American Falls y Bridal Veil Falls.

3-Niagara falls

Vista desde Canadá del lado estadounidense de las Cataratas del Niágara

Para conocer este famoso rincón turístico de Norte América se puede plantear una escapada de un día desde la ciudad de Nueva York, como complemento perfecto a un viaje de unos días en la isla de Manhattan para conocer los atractivos culturales, urbanísticos y gastronómicos de la Gran Manzana.

Qué Ver y Hacer

Como ya indicábamos, las Cataratas del Niágara en realidad engloban a tres caídas de agua diferentes que pueden ser visitadas de muy distintas formas. Existen un sin fin de actividades turísticas desarrolladas entorno a las cataratas como, por ejemplo, miradores, senderos, barcos turísticos e incluso vuelos en helicóptero para sobrevolar el río Niágara.

5-USA-Niagara falls-gastasuelas

Vista desde Canadá del lado estadounidense de las Cataratas del Niágara

Por dicho motivo hay que tener presente que el lugar está ampliamente explotado y que, aunque muchos quizás esperan lo contrario, el entorno natural ha sido ocupado en gran medida por la ambición de convertir este medio fluvial en un negocio lucrativo. Hoteles, restaurantes y comercios acampan a ambos lados del río Niagara para cumplir las demandas del gran número de turistas que visitan cada año las cataratas. Hay incluso casinos y un parque de atracciones en el lado canadiense, para aquellos que no tienen (desafortunadamente) suficiente con disfrutar del espectáculo natural.

20-Niagara falls-gastasuelas

Vista desde Estados Unidos del lado canadiense de las Cataratas del Niágara

Las Horseshoe Falls se encuentran en el lado canadiense del río Niágara y son las más impresionantes de las tres caídas de agua que se pueden visitar, ya que encauzan la mayoría del caudal del río Niágara. La cortina de agua resultante en forma de herradura, de unos 50 metros de altura, representa la cascada más voluminosa de Norte América.

9-Niagara falls-gastasuelas

Horseshoe Falls (Cataratas de la Herradura)

11-Niagara falls-gastasuelas

Horseshoe Falls (Cascada de la Herradura)

Las American Falls se ubican en el lado estadounidense y su alargada cortina de agua, de unos 250 metros de ancho y unos 30 de alto, se encuentra separada de la cascada canadiense por la Isla de la Cabra (Goat Island).

1-Niagara falls-gastasuelas

American Falls (izquierda) y Bridal Veil Falls (derecha)

Las Bridal Veil Falls (cascadas del velo de novia) son las más pequeñas de las tres, con menos de 20 metros de ancho, y también se encuentran en el lado estadounidense, junto a las Cataratas Americanas.

10-Niagara falls-gastasuelas

Mirador a las Cataratas del Niágara

Hay miradores de todo tipo para poder ver de cerca todas las cascadas, desde todos los ángulos, aunque para acceder a algunos de ellos es necesario pagar. Pero la actividad que más éxito tiene para contemplar de cerca las cascadas es el circuito en barco por el río Niágara hasta la base de las Horseshoe Falls. Circulan barcos continuamente, llenos de turistas protegidos del agua bajo chubasqueros de plástico de usar y tirar, que disfrutan haciendo fotos y sintiendo la fuerza del caudaloso río Niágara al precipitarse por las cascadas. Una experiencia pensada 100% para el turismo y a un precio asequible (15,50 $ por pasajero adulto), ya que la opción de contratar un vuelo en helicóptero de 20 minutos puede superar los 150 $ por pasajero.

12-Niagara falls-gastasuelas

Barco turístico por el río Niágara

8-Niagara falls-gastasuelas

Embarcadero de barcos turísticos en el río Niágara

Cómo Llegar

Para viajar desde Nueva York hasta las Cataratas del Niágara , la opción más rápida consiste en volar hasta Buffalo (1h 30min.), también en el estado de Nueva York, y alquilar un coche en su aeropuerto (Buffalo Niagara International Airport) para desplazarse hasta las cataratas (1 hora).

Desde los aeropuertos de La Guardia (LGA) y John F. Kennedy (JFK) salen vuelos a Buffalo diariamente que, dependiendo de la antelación de la reserva, pueden conseguirse a precios más o menos económicos.

Una vez en las cataratas, se puede aparcar el vehículo en el lado estadounidense (muchas zonas de aparcamiento son de pago) y pasar andando al canadiense, simplemente se necesita el pasaporte para cruzar la frontera, o también se puede pasar con el vehículo  (aunque hay que tener cuidado con el contrato y el seguro del vehículo de alquiler adquirido, ya que al otro lado de la frontera puede que el seguro no ofrezca cobertura).

Un detalle, es conveniente entrar y salir de un país al otro por el mismo paso fronterizo. El paso principal, y más próximo a las cataratas, es el ubicado en el puente Rainbow Bridge.  Nosotros cruzamos a Canadá por dicho puente, pero volvimos a Estados Unidos por Queenston Lewiston Bridge (más al norte) y la autoridad fronteriza de este punto nos puso algunas pegas por no utilizar el paso inicial.

18-Niagara falls-gastasuelas

Rainbow Bridge

En los Alrededores

Desde el lado canadiense, si se continúa en dirección al lago Ontario (al norte), se puede visitar el Niagara Whirlpool (torbellino). Un meandro del río Niágara en el que la velocidad del agua, por el estrechamiento del cauce, da lugar a una fuerte corriente de agua.

15-Niagara falls-gastasuelas

Niagara Whirlpool 

En esta ubicación hay una nueva atracción turística, una especie de teleférico llamado Whirlpool Aero Car, que cruza de un extremo a otro del río suspendido por cables de acero.

14-Niagara falls-gastasuelas

Whirlpool Aero Car

Si se continúa algo más al norte se puede ver la Central Hidroeléctrica de Sir Adam Beck. Una obra de ingeniería destinada a aprovechar el potencial energético que ofrece el caudaloso río Niágara.

Para reponer fuerzas, después de una larga mañana de “turisteo”, lo mejor es pegarse un buen homenaje de comida típica americana en alguno de los muchos restaurantes que hay en los alrededores de las cataratas. Como el de una famosa cadena internacional de restaurantes, que combina la música rock con el café (no hace falta decir el nombre, ¿verdad?), y en el que nosotros particularmente comimos muy bien.

16-Niagara falls-gastasuelas

¡Un rico pollo a la barbacoa!

 Consejos para visitar las Cataratas del Niágara.

(10120)

Related posts:

4 comentarios

  • claudia ruiz

    hermoso

    • admin

      Claudia, muchas gracias por tu comentario. Coincidimos contigo, es un hermoso lugar. Aunque hay que reconocer que a ambos lados de la fronteras de Canadá y Estados Unidos está todo el negocio turístico muy explotado, quizás en exceso.

  • Paula cediel

    Buenas tardes quería saber si para viajar en el barco y hacer el recorrido por la cataratas debo tener visa canadiense, si tengo visa americana de turista .

    • Hola Paula, gracias por escribirnos. En principio lo imprescindible es que lleves el pasaporte en regla. Para los ciudadanos españoles no es necesario visado. Pero si este no fuera tu caso, te aconsejamos que consultes en el Ministerio de Asuntos Exteriores de tu país ¡Buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *