Viaje a Olimpia (Grecia): Santuario y cuna de las Olimpiadas

Olimpia fue la tercera parada en nuestro recorrido por Grecia, tras pasar por Nauplia y Micenas, para poder conocer uno de los lugares emblemáticos del país Heleno.

Su famoso santuario se encuentra al oeste de la Península del Peloponeso, a unos 370 kilómetros de Atenas, y es unos de los lugares más conocidos y visitados de Grecia por su historia y su simbolismo.

Famoso por ser el lugar en el que se celebraron los primeros Juegos Olímpicos de la historia, raro es el que no ha visto las famosas imágenes de la ceremonia del encendido de la llama olímpica cada cuatro años en en el Santuario de Olimpia.

Maqueta Santuario Olimpia

Maqueta del antiguo Santuario en el Museo de Olimpia (Grecia)

Pues bien, animados por lo que conocíamos de la tele y lo leído en libros, guías de viajes e internet, apuntamos el viaje a Olimpia como una visita obligada durante nuestro recorrido por tierras griegas.

La visita al recinto arqueológico y al museo del Santuario de Olimpia nos llevó cerca de una mañana y, reconociendo que en muchos casos es necesario un buen ejercicio de imaginación para ver lo que allí existió en su época de esplendor,  la experiencia es totalmente recomendable.

Qué ver en Olimpia

El Santuario se levantó sobre lo que se conocía como Altis (Bosque Sagrado de los antiguos griegos) y comenzó su época de mayor importancia entre el siglo 10 a.c. y el 426 d.c.  Siendo durante mucho tiempo un centro religioso, cultural y deportivo. 

Grecia Olimpia

Sitio arqueológico de Olimpia (Grecia)

En sus orígenes el santuario se erigió en devoción al dios griego Zéus y, posteriormente, hasta el siglo 4 a.c., se fueron anexionando nuevos edificios y estructuras para satisfacer las necesidades del recinto. El cual sufriría algunas modificaciones de la mano de los sucesivos gobernantes bajo cuyo dominio estuvo el emblemático santuario con el paso del tiempo.

Grecia Olimpia 5

Restos arqueológicos de la Palestra en Olimpia (Grecia)

Los primeros Juegos Olímpicos de la Antigüedad tuvieron lugar en el siglo 8 a.c. y, vetados para las mujeres, solo fueron pensados para hombres atletas de origen griego.

De esta combinación religiosa, cultural y deportiva surgieron numerosos edificios y monumentos que en la actualidad aún pueden vislumbrarse y ser visitados, conformando un sitio arqueológico que en 1989 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Merece la pena “perderse” entre las antiguas ruinas e ir descubriendo todo lo que allí existió en su día.

Nosotros pudimos visitar Olimpia en plena primavera, lo que nos permitió descubrir el patrimonio histórico y monumental del santuario entre un colorido manto de vegetación.

La primavera es además una época totalmente recomendable para viajar hasta allí, ya que las temperaturas son más llevaderas que en otros momentos del año.

Santuario Olimpia Peloponeso

Sitio arqueológico del Santuario de Olimpia (Grecia)

De todo lo que allí pudimos ver, tres ubicaciones nos llamaron especialmente la atención por lo que representaron y lo que representan en la actualidad.

El primer lugar el Templo de Zéus, que es uno de los más reconocibles por las columnas que lo sustentaban y que custodiaban una imponente escultura del dios Zéus. La escultura ya no está y las columnas están todas prácticamente caídas, pero impresiona deambular entre los grandes bloques de piedra que las conformaban. En el museo de Olimpia se pueden contemplar los restos de los majestuosos frontones de detallistas esculturas que coronaban el antiguo templo.

Templo Zeus Olimpia

Restos arqueológicos del Templo de Zéus en Olimpia (Grecia)

En segundo lugar el Estadio Olímpico. Poco queda de su antiguo recinto de 212 metros de largo y casi 30 metros de ancho, aunque adentrarse en él y situarse en la línea de salida (de piedra) que marcaba el inicio en las pruebas atléticas durante los juegos antiguos es una auténtica experiencia olímpica.

Estadio Olimpia Grecia

Entrada al antiguo Estadio Olímpico en Olimpia (Grecia)

El estadio carecía de asientos, aparte de la exedra de piedra en la que se ubicaban los jueces de los juegos (Hellanodikai) y el terraplén que rodeaba el recinto y en el podían tomar asiento hasta 45.000 espectadores.

Estadio Olimpia Grecia

Interior del antiguo Estadio en el Santuario de Olimpia (Grecia)

En tercer lugar se encuentra el Templo de Hera, cuya imagen es posiblemente la más conocida en la actualidad de la antigua Olimpia por, como decíamos, formar parte de la ceremonia de los juegos olímpicos de la era moderna. Se trata de un antiguo templo dórico, dedicado a la diosa con mayor rango del Olimpo, entre cuyas columnas (las pocas que quedan) se lleva a cabo cada cuatro años el simbólico encendido del fuego sagrado olímpico. Para ello una sacerdotisa, escoltada por un séquito de vírgenes vestales (todas ellas actrices caracterizadas), utiliza un espejo cóncavo que concentra y refleja los rayos solares para prender la llama que recorre el mundo cada cuatro años, de antorcha en antorcha, hasta encender el pebetero del estadio olímpico que albergará los juegos.

Además de estos tres lugares, en el recinto arqueológico hay muchos más puntos de interés que visitar. Aunque en muchos casos se requiere tirar de imaginación para reconocer lo que allí existió hace más de 2.000 años, pero el reto merece la pena.

Grecia Olimpia 6

Restos arqueológico del Filipeo de Olimpia (Grecia)

Además, para completar la visita y ayudar a poder entender lo que Olimpia fue y representó en su tiempo, junto al sitio arqueológico se ha levantado el Museo Arqueológico de Olimpia.

Grecia Olimpia Museo

Frontón decorativo del Templo de Zéus en el Museo de Olimpia (Grecia)

La entrada cuesta 9 € y en él es posible ver algunas de las obras más importantes del arte clásico, como la decoración del Templo de Zéus, y una interesante colección de elementos en bronce.

Olimpia Museo Grecia

Casco de bronce en el Museo de Olimpia (Grecia)

Cómo llegar

En muchos hoteles y agencias turísticas de Grecia, especialmente en Atenas, es posible contratar excursiones organizadas a Olimpia.

Pero si se quiere viajar por libre, como nosotros hicimos, la mejor opción es alquilar un coche (con GPS actualizado) para llegar hasta allí. Porque en transporte público puede ser algo tedioso.

Eso sí, hay que prestar mucha atención a la carretera porque los baches son frecuentes. Nosotros, a pocos kilómetros de Olimpia, perdimos los tapacubos de las ruedas al pasar por uno de esos baches y, cuando nos dimos cuenta (ya en Olimpia), tuvimos que volver en su búsqueda. Afortunadamente los encontramos intactos en la cuneta.

Dónde Alojarse y comer

La popularidad del lugar ha favorecido la proliferación de hoteles y establecimiento turísticos por toda la localidad de la Antigua Olimpia y, buscando una opción de alojamiento económica, nosotros nos alojamos en la Pensión Poseidón. Un alojamiento cuidado y con lo estrictamente necesario para una estancia de una noche. Además se encontraba cerca del sitio arqueológico, lo que nos permitió ir andando hasta el mismo, y no tenía problemas para aparcar el coche en sus alrededores.

Para comer o tomar algo, la oferta es variada. Es posible encontrar los típicos locales con comida tradicional y los que ofrecen comida rápida internacional. En la calle Praxíteles, que cruza todo el centro de la localidad, es posible encontrar la mayor oferta de establecimientos gastronómicos, así como cafés y bares con buenas terrazas y las típicas tiendas de recuerdos.

Cerveza Mythos

Cerveza típica en Grecia

Un buen lugar para tomarse una cerveza local bien fresca que, curiosamente, se hace llamar Mythos ¿Casualidad?…¡No lo creo!

(3612)

Related posts:

4 comentarios

  • Alvaro

    Esa cerveza Mythos es muy famosa y dicen que es riquísima. De Olimpia creo que no hay mucho que decir mas que expresar mi admiración por su historia. Los juegos olímpicos son todo un evento mundial y cultural que entran en otra plataforma directamente. Imaginarse la organización y el evento durante esos años pioneros es sorprendente, descomunal. Saludos y espero ir a conocer pronto.

    • Amigo Alvaro, ya te avanzamos que no está mal la cerveza griega (todo sabe mejor cuando se disfruta viajando por placer). Respecto a Olimpia, ya estás tardando en ir a conocer este pedacito de la historia del país heleno y de la humanidad 🙂 Los antiguos juegos no tenían mucho que ver con los que ahora conocemos nosotros, por eso merece la pena ir a descrubrir los orígenes del olimpismo y el patrimonio monumental de la Antigua Olimpia ¡Buen viaje y buenas cervezas!

  • Viajero Trotamundos

    Enhorabuena por el blog, muy buen post. Tenéis muy buenos consejos e interesantes recomendaciones para viajar, especialmente por Grecia. No lo teníamos claro pero, después de leer vuestro artículo, nos apuntamos Olimpia como parada obligatoria para nuestra próxima ruta mochilera de vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *