Umbralejo (Guadalajara): El pueblo negro abandonado y devuelto a la vida

Umbralejo (Guadalajara) es una pequeña localidad enclavada en la Sierra de Ayllón, uno de los maravillosos parajes naturales que podemos encontrar en el centro peninsular y que cuenta con una interesante historia.

Se constituyó como pueblo a partir de unas majadas o tainas de ganado allá por la época medieval. Es decir, a partir de los puntos en los que los habitantes de la zona recogían su ganado durante la noche o tenían sus cobertizos.

Llaman poderosamente la atención su enclave y su arquitectura tradicional a base de materiales proporcionados por el territorio.

Frente al pueblo se levanta el poderoso y vetusto Pico Ocejón y densos bosques de roble, pino silvestre, piornos, jaras, encina y brezo rodean todo lo que la vista alcanza a ver.

Mientras que su arquitectura popular convierte a Umbralejo en uno de los Pueblos de la Arquitectura Negra típica de Guadalajara. Que se caracteriza por el uso de la pizarra y la cuarcita como principales materiales constructivos.

Gracias a esta particularidad arquitectónica y a su emplazamiento, Umbralejo es una maravilla del mundo rural en Castilla la Mancha no muy conocida. Aunque no será porque no lo merezca.

Especialmente si tenemos en cuenta el proceso de abandono y deterioro que sufrió durante años, y como gracias a un programa educativo y cultural se he recuperado de forma tan magnífica como sorprendente.

Pueblo de Umbralejo en la Sierra de Ayllón (Guadalajara)
Pueblo de Umbralejo en la Sierra de Ayllón (Guadalajara)

Ahora es un punto destacado del Turismo Rural en Guadalajara, que por su singularidad nosotros recomendamos visitar muy especialmente.

Para conocer su historia, disfrutar del lugar y poner en valor lo que en «Umbralejo (Guadalajara): El pueblo negro abandonado y devuelto a la vida» se ha conseguido con su rehabilitación.

Abandono

A pesar de formar parte de los Pueblos Negros y encontrarse en un enclave natural destacado, con recursos interesantes de los que subsistir, Umbralejo sufrió a lo largo del siglo XX un proceso de abandono continuado hasta quedar totalmente deshabitado.

Desde los años 70 los habitantes de muchos pueblos de la geografía española decidieron, por pura necesidad, ante la falta de servicios y el aislamiento que sufrían, abandonar sus localidades de origen y migrar en busca de un futuro mejor en grandes ciudades españolas o en el extranjero.

Este proceso de despoblación lo sigue sufriendo actualmente el mundo rural, pero en Umbralejo ya en 1971 fue completo y definitivo.

Según nos contó una umbralejeña que se marchó del pueblo en esa época, la localidad no contaba con suministro eléctrico y las casas se alumbraban con candiles, no había agua corriente y era necesario ir con cántaros a abastecerse en la fuente más cercana, las calles se convertían en un barrizal cuando llovía y los huertos estaban muy lejos del pueblo. Es decir, la vida era dura solo apta para gente recia.

Pero a diferencia de otros pueblos del entorno, que fueron mejorando sus condiciones de vida con los años, Umbralejo se estancó en el tiempo, no encontró el apoyo para mejorar sus servicios ni la forma de retener, garantizando un futuro, a sus vecinos.

Calle en Umbralejo (Guadalajara)
Calle en Umbralejo (Guadalajara)

Ante semejantes condiciones de vida los jóvenes optaron por emigrar y, una vez se asentaron en otros lugares, tras ellos se marcharon sus padres.

De esta forma el pueblo se fue despoblando hasta que no quedó nadie y tras ese abandono empezó un prolongado y doloroso deterioro.

Pero todo cambió en 1984. A partir de ese año Umbrajo volvió a la vida, pero bajo un concepto muy diferente al de sus orígenes.

Vuelta a la vida

En 1984 tiene lugar el inicio del Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados, promovido por la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y los Ministerios de Educación, Cultura, Deporte, Medio Ambiente y Fomento.

El programa surgido de la colaboración entre la administración nacional y la regional es conocido como PRUEPA y permite a alumnos de centros escolares de zonas urbanas poder convivir en el pueblo, para disfrutar de una experiencia de acercamiento al medio rural participando en el mantenimiento y recuperación de pueblos abandonados.

Pueblo Negro de Umbralejo (Guadalajara)
Pueblo Negro de Umbralejo (Guadalajara)

Semanalmente Umbralejo acoge a dos centros educativos de diferentes comunidades autónomas, convirtiendo a sus alumnos de edades comprendidas entre los 14 y 18 años y a 4 profesores en habitantes temporales de Umbralejo.

Pueblo Negro de Umbralejo (Guadalajara)
Pueblo Negro de Umbralejo (Guadalajara)

De esta forma el pueblo ha vuelto a la vida con jóvenes de distintos puntos del territorio nacional y se ha podido rehabilitar de forma maravillosa, acondicionando sus casas y sus calles sin perder la esencia de la arquitectura tradicional, disponiendo de suministro de luz y de agua, y facilitando el acceso hasta la localidad.

El programa PRUEPA

Este proyecto eminentemente educativo se desarrolla en base a cuatro grandes áreas:

  • Recuperación cultural y mantenimiento.
  • Educación ambiental para un desarrollo sostenible.
  • Salud.
  • Animación y convivencia.

Las actividades principales se llevan a cabo a través de los trabajos de la mañana y los talleres de la tarde, completándose con diferentes itinerarios por el entorno y las diversas actividades de convivencia y animación.

Casi todas las actividades están en consonancia con las formas de vida tradicionales del pueblo; huertos, cuidado de animales, recogida de leña, talleres de cestería, plantas medicinales, fragua, apicultura,…y están pensadas para formar y divertir a partes iguales.

Todo esto, y más detalles sobre el funcionamiento del programa, se explica en los paneles de información a la entrada del pueblo.

Pueblo de Umbralejo (Guadalajara)
Pueblo de Umbralejo (Guadalajara)

Con las implicaciones del programa no solo ganan los alumnos que habitan el pueblo, también ganamos todos los demás. Porque Umbralejo ha dejado de ser un lugar abandonado a su suerte, y en continua degradación, para convertirse en un pueblo destacado de la Sierra de Ayllón y de su Arquitectura Negra.

Ahora es un pueblo devuelto a la vida, para satisfacción de sus antiguos vecinos y de todos aquellos a los que nos gusta el turismo rural.

Qué ver y hacer en Umbralejo

Umbralejo está abierto para el público en general casi todo el año pero, aunque la visita es libre, el horario es restringido.

Durante las horas de visita es posible adentrarse y recorrer toda la localidad.

Callejeando se puede constatar el buen trabajo de rehabilitación que se ha llevado a cabo y conocer toda la infraestructura que se ha desarrollado para acoger las actividades y talleres que disfrutan los alumnos del programa PRUEPA.

Hay un gallinero, una conejera, una cuadra para burros y caballos, una porquera, un punto de compostaje, invernaderos, jardines, huertos…

Burro "cortando" la hierba en Umbralejo (Guadalajara)
Burro "cortando" la hierba en Umbralejo (Guadalajara)

También es posible ver sueltos por el pueblo a algunos de los animales con los que conviven en el pueblo los muchachos, como los burros y los caballos. Que además de llamar la atención de los visitantes hacen las veces de cortadores de hierba naturales.

Todo esto se suma al magnífico entorno natural que rodea el pueblo, que también merece una visita y disfrutar de sus vistas.

Pueblo abandonado de Umbralejo (Guadalajara)
Pueblo abandonado de Umbralejo (Guadalajara)

La visita no defrauda y hay que decir que Umbralejo es muy agradecido con sus visitantes, porque es un lugar con mucho encanto, con infinidad de coquetos rincones que descubrir, y es tremendamente fotogénico. 🙂

Horarios de visita

Como hemos indicado el acceso al pueblo está restringido a horarios de visita concretos de Lunes a Domingo:

  • Mañanas: 11:00 a 13:00 horas.
  • Tardes: 16:00 a 18:00 horas.

Para la visita simplemente hay que abrir la puerta de la entrada al recinto del pueblo, asegurándose de que queda cerrada tras nuestro paso al entrar y al salir.

Recomendaciones de visita

Durante nuestra estancia en el Umbralejo es importante tener presentes las siguientes recomendaciones:

  • Todos los espacios del pueblo son para uso educativo. No se puede entrar en ellos aunque estén abiertos.
  • No hay que entorpecer las actividades cotidianas que realicen los alumnos del pueblo. La visita ha de evitar alterar o interrumpir el programa educativo.
  • Todos los frutos de los árboles y arbustos, así como de huertos y jardines son recursos educativos. Por favor, respételos y por supuesto no los coja.
  • Dado el carácter educativo del pueblo, no existen bares, ni restaurantes ni otro tipo de infraestructuras turísticas y no está permitido hacer ningún tipo de comida en el pueblo.
  • No está permitido transitar con animales domésticos sueltos.
  • Respete el entorno y utilice las papeleras.

Estas sencillas e importantes recomendaciones se exponen a la entrada, pero nosotros os las adelantamos para que las tengáis muy presentes antes de acercaros a Umbralejo.

De su cumplimiento depende el que se siga permitiendo el acceso a visitantes ajenos al programa de recuperación del pueblo.

Cómo llegar

Umbralejo forma parte actualmente del municipio de La Huerce, cuyo nucleo rural está a casi 8 km.

A diferencia de otros pueblos de la Sierra de Ayllón, no vamos a poder llegar con el coche hasta la misma entrada del pueblo ni poder circular en vehículo privado por sus calles.

Hay que aparcar a cierta distancia del pueblo y llegar andando, pero es sencillo.

Simplemente hay que adentrarse en la carretera comarcal GU-211, pasado Valverde de los Arroyos (9,5 Km) y en dirección a la CM-1006, o a La Huerce, hasta encontrar un pequeño descampado en un lateral (41°07’36.1″N 3°10’29.9″W) que hacer las veces de aparcamiento.

En este punto hay que dejar el coche, la moto o la camper con la que se haya llegado, para continuar andando por un camino semi-asfaltado durante unos 400 m hasta la cancela de entrada al pueblo (siempre ha de quedar cerrada tras nuestro paso).

Camino de acceso al pueblo abandonado de Umbralejo (Guadalajara)
Camino de acceso al pueblo abandonado de Umbralejo (Guadalajara)

No hay pérdida y tampoco tiene dificultad llegar.

Desde Madrid capital hay unos 130 Km (1 h 45 min) y desde la capital de la Alcarria 71 Km (1 h 5 min), así que acercarse hasta «Umbralejo (Guadalajara): El pueblo negro abandonado y devuelto a la vida» es una escapada perfecta para una jornada.

Qué ver cerca

La recomendación principal pasa por conocer otros pueblos negros cercanos, como Valverde de los Arroyos, Majaelrayo, Campillo de Ranas, Almiruete o incluso Tamajón.

Todos estos pueblos sí cuentan con bares, restaurantes, casas rurales, tiendas de productos artesanales y resto de infraestructura turística que no se puede encontrar en Umbralejo.

Por otro lado, al margen de visitar otros pueblos cercanos, también hay infinidad de rutas para disfrutar de los bonitos parajes naturales de la Sierra de Ayllón. Perfecta para la práctica del senderismo, la bicicleta de montaña, bañarse en zonas naturales autorizadas o incluso hacer escalada.

Así que podemos decir que hay planes para todas las edades y todos los gustos.

Otros pueblos abandonados devueltos a la vida

Otro buen ejemplo de rehabilitación de un puebla abandonado a través del programa PRUEMA lo encontramos en el norte de la provincia de Cáceres, concretamente en Granadilla.

Se trata de otra maravilla rural a la que dedicamos un artículo en el blog y que os invitamos a descubrir:

«Granadilla (Cáceres): El pueblo abandonado devuelto a la vida«

¿Conocéis más pueblos así?

Con «Umbralejo (Guadalajara): El pueblo negro abandonado y devuelto a la vida» nosotros ya conocemos dos, que os descubrimos también a través de nuestro blog.

¡Buen viaje y a disfrutar!

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por gastasuelas.com (@gasta_suelas)

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.