El Enigmático Monumento a los Ojos de Ambite (Madrid)

Ambite es un pequeño municipio de la Comunidad de Madrid situado al sureste de la provincia, formando parte de la Comarca de las Vegas, junto al río Tajuña.

Se trata de un pueblo tranquilo que cuenta con varios puntos de interés, como la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (s. XVII), donde dicen que se puede encontrar una parte de la cruz de Cristo, o el barroco Palacio del Marqués de Legarda (s. XVII).

Además por su término cruzan las vías verdes del Tajuña y del Ferrocarril de los 40 Días, una antigua línea de tren construida durante la Guerra Civil española que se ha reconvertido en una senda para uso peatonal, ciclista y a caballo para disfrutar del patrimonio natural de los términos municipales que cruza. En este caso del entorno ribereño del río Tajuña.

Pero curiosamente, a pesar de todo lo indicado, lo que nos llevó hasta Ambite por primera vez fueron decenas de enigmáticos ojos y el inquietante homenaje a este delicado órgano que se puede encontrar a la entrada de la localidad. Más conocido como el Monumento a los Ojos de Ambite.

Se trata de una fascinante obra de tres arcos decorados con decenas de azulejos de cerámica de Talavera de la Reina con diferentes motivos. Pero todos ellos dedicados a la misma temática, los ojos.

Por su particular temática y el estado en que se encuentran muchos de sus azulejos, que ya ha perdido una buena parte de los 251 que lo componían, el extraño lugar parece una puerta hacia lo paranormal y lo desconocido.

Monumento a los Ojos en Ambite (Madrid)
Monumento a los Ojos en Ambite (Madrid)

El promotor del monumento fue un ambiteño, ya fallecido, que además de tener una más que aparente devoción por los ojos era un gran amante de los viajes. Un viajero que ha conseguido, gracias a su enigmático legado en forma de monumento, atraer visitantes hacia su localidad natal para conocer qué esconden los ojos de Ambite.

El Monumento a los Ojos

El autor detrás del extravagante Monumento de los Ojos fue Federico Diaz Falcón.

Un vecino de Ambite nacido a principios del siglo XX que, como decíamos, tuvo entre sus pasiones el viajar. Siendo uno de los primeros españoles en llegar al Círculo Polar Ártico.

Así que podemos suponer que, además de tener dinero, Don Federico debió ser una persona muy inquieta y un pionero.

Pero no está nada claro el motivo que le llevó a construir el Monumento a los Ojos allá por 1969.

Puede que, al igual que él viajó fuera para descubrir nuevos lugares, simplemente buscara llamar la atención y con ello atraer viajeros curiosos hacia su localidad natal ¿Alguien sabe la razón?

Construcción del Monumento a los Ojos de Ambite
Construcción del Monumento a los Ojos de Ambite (fuente: ambite.es)

Lo construyó dentro de un terreno de la familia, abierto al público, junto a la carretera, a un kilómetro del pueblo y pegado al Arroyo del Villar.

Desde la distancia no se distingue bien en qué consiste la obra. Simplemente se constata que está formada por tres arcos de ladrillo, coronados con un tejadillo de teja árabe y flanqueados por varios cipreses.

Monumento a los Ojos en Ambite (Madrid)
Monumento a los Ojos en Ambite (Madrid)

Siendo estos puntiagudos árboles que rodean el monumento, muy típicos en los cementerios, otro elemento más que contribuye a dar ese aspecto inquietante y enigmático al lugar.

El arco central es el de mayor tamaño y el que, en un principio, únicamente iba a formar parte del monumento. Pero finalmente el autor optó por custodiarlo con arcos de menor tamaño a cada lado.

Y es cuando uno se acerca, a unos palmos de distancia, cuando se empiezan a descubrir los detalles de la obra y el contenido que esconde cada azulejo.

Ojos, muchos ojos, dedicatorias, acertijos, efemérides, destinos del mundo, frases y personajes célebres decoran muchas de las piezas de cerámica de Talavera que componen la obra. Cuyo autor fue el artista talaverano Rafael García Bodas.

Azuejos del Monumento a los Ojos de Ambite (Madrid)
Azulejos del Monumento a los Ojos de Ambite (Madrid)

Tantos ojos hay que uno llega a sentirse espiado u observado por el propio monumento ¿Quién mirará con más curiosidad a quién?

Entre los personajes famosos se pueden encontrar azulejos dedicados a Dalí, Pelé, Raphael, la Reina Fabiola de Bélgica o Picasso.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de gastasuelas.com (@gasta_suelas)

Entre las frases curiosas o acertijos se pueden leer algunos como «Nuestros ojos se dirigen a Dios cuando nos hallamos con un pie en el otro mundo» (frase del actor inglés Laurence Oliver).

Acertijo en el Monumento a los Ojos de Ambite (Madrid)
Acertijo en el Monumento a los Ojos de Ambite (Madrid)

Si nos centramos en los azulejos dedicados a destinos del mundo, los hay nacionales y también exóticos. Pero todos ellos mencionando o incluyendo siempre a los ojos de por medio.

De esta forma podemos encontrar «El ojo de Barcelona», «El ojo de Sevilla», «El ojo de Madrid», «El ojo de París» o » Los ojos de Egipto, por citar algunos ejemplos.

Azulejos del Monumento a los Ojos de Ambite (Madrid)

En definitiva, un buen número de temáticas mezcladas. Pero unidas por un denominador común, el ojo.

El ojo de la Avaricia en el Monumento a los Ojos (Ambite)
El ojo de la Avaricia en el Monumento a los Ojos (Ambite)

La pena es que, por puro vandalismo, muchos de los azulejos han desaparecido y la gran mayoría de los que quedan están rotos o dañados considerablemente.

Una lástima pero, por otro lado, también un ingrediente más de la enigmática imagen que proyecta el lugar.

Azulejo dañado en el Monumento a los Ojos de Ambite (Madrid)
Azulejo dañado en el Monumento a los Ojos de Ambite (Madrid)

Por todo ello podemos concluir, siguiendo con el hilo de la temática, que recomendamos «echarle un ojo al Monumento de los Ojos de Ambite y no perderlo de vista como un destino turístico curioso a visitar en Madrid». 😉

Es un claro ejemplo de esa España más peculiar, inquietante y de rarezas que se puede conocer viajando.

Cómo llegar

No tiene pérdida pero hay que estar con cierto ojo avizor para no pasarse de largo.

Se encuentra a menos de una hora en coche desde Madrid capital, a 60 kilómetros, y la mejor forma de llegar es desde la Autovía A3.

Tomando la salida 41 en dirección Tielmes y siguiendo por la carretera M-204, pasando Orusco, hasta llegar a un kilómetro de Ambite por la carretera M-215.

El monumento se puede ver desde la misma carretera M-215, en el lado izquierdo. Los cipreses pueden ser una buena referencia.

Pero ojo si os dejáis guiar por la aplicación del navegador, porque puede indicar un desvío erróneo hacia Villar del Olmo.

No hay que hacerle caso. Hay que seguir por la M-215 y pocos metros después del desvío (erróneo) se encuentra el Monumento a los Ojos.

Qué ver cerca

Si se visita Ambite y su Monumento a los Ojos, desde este punto parte una de las Sendas Ecológicas recomendadas por el propio ayuntamiento para recorrer los alrededores de la localidad. Es conocida como la Senda Ecológica Nº 3: Monumento a los Ojos – Villar del Olmo – Barranco de Valdezarza.

También, como ya hemos indicado al principio, otro punto de interés en la localidad es la Vía Verde del Tajuña y del Ferrocarril de los 40 Días.

Pero si se quiere conocer otro lugar curioso dentro de la Comunidad de Madrid, muy cerca se encuentra el Risco de las Cuevas (Perales de Tajuña): la pequeña Capadocia de Madrid.

El Risco de las Cuevas (Perales de Tajuña)
El Risco de las Cuevas (Perales de Tajuña)

Un conjunto de antiguas cuevas parapetadas sobre un cortado del valle del río Tajuña.

Está muy cerca, a unos 25 Km, y no tiene pérdida. Puesto que se encuentra junto a la misma carretera M-204 que conduce a Ambite desde la A-3.

En definitiva, además del enigmático Monumento a los Ojos de Ambite (Madrid), hay mucho que ver y hacer en el entorno para pasar una estupenda jornada.

Ofreciendo un gran plan para todas las edades en una zona poco conocida y explotada por el turismo en la Comunidad de Madrid.

¡Buen viaje y a disfrutar!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.