Garrovillas de Alconétar (Extremadura): Turismo rural en una villa con encanto

Garrovillas de Alconétar (Extremadura) es una pequeña villa situada a pocos kilómetros al norte de la ciudad de Cáceres y en plena cuenca del río Tajo, cuyo cauce cruza su término municipal y ha sido partícipe de su devenir histórico desde tiempos prehistóricos.

Por sus dominios han rondado romanos, árabes y cristianos. Pero no sería hasta la época de Alfonso X cuando pasaría a ser Villa y a denominarse tal  y como la conocemos hoy.

Durante varios siglos gozó de gran esplendor, llegando a alcanzar los 7000 habitantes durante el siglo XIX. Sin embargo, como en tantos y tantos pueblos de la geografía española, con la llegada del siglo XX comenzó a sufrir el éxodo rural y a tener menor relevancia. En la actualidad tiene poco más de 2000 habitantes.

Su economía estaba basada principalmente en la agricultura, la pesca obtenida en las aguas del Tajo y la ganadería. Siendo esta última, como explicaremos mas adelante, lo que nos llevó a querer conocer la que es ahora una tranquila villa con un muy interesante patrimonio monumental y que busca en el turismo rural una nueva vía de subsistencia. Aunque aun no es un destino rural tan popular como el de otras localidades de la misma comunidad autónoma, ofrece la posibilidad de disfrutar de su día a día cotidiano poco alterado todavía por el turismo.

Garrovillas de Alconétar (Extremadura)

De entre todo su patrimonio histórico destaca su Plaza Mayor porticada declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional. Representa el corazón de la localidad y podemos decir que es una de las plazas más bonitas que hemos visto en la península.

Plaza Mayor de Garrovillas de Alconétar (Extremadura)

Fue construida entre los siglos XV y XVI y, aun hoy, mantiene su esencia medieval. Su suelo empedrado, sus pequeños soportales con columnas de piedra que parecen balancearse, las antiguas casas de dos plantas con amplios arcos que dan a la plaza…En definitiva, un armonioso conjunto con mucha historia que permite imaginar lo que en sus orígenes pudo ser.

Plaza Mayor de Garrovillas de Alconétar (Extremadura)

El mejor día para disfrutar la plaza de la villa es el domingo, único momento de la semana en el que no está autorizado aparcar en su interior.

Plaza Mayor de Garrovillas de Alconétar (Extremadura)

En la misma plaza se encuentra el antiguo Palacio de los Condes de Alba y Aliste, que hoy es un acogedor hotel de cuatro estrellas con unas vistas privilegiadas sobre el centro de la villa. Un lugar perfecto para dormir y alojarse durante unos días en el pueblo.

También se encuentra en este punto de la localidad su antiguo Corral de Comedias. Es de los pocos que aún se pueden visitar en España y nos recordó al famoso corral de las comedias de Almagro, si bien el de Garrovillas ha sido remodelado en gran parte.

Para visitar el Corral de Comedias simplemente hay que llamar por teléfono al número de móvil y la persona anunciados en su entrada o preguntar en el Ayuntamiento.

Corral de Comedias en Garrovillas de Alconétar (Cáceres)

Fuera de la plaza, pero no muy lejos de ella, los antiguos barrios de Garrovillas también tienen su encanto. Sus estrechas y tranquilas calles, así como sus viejas casonas, ofrecen al visitante una laberíntica y original estampa típica de un pueblo con historia.

Calle típica en Garrovillas de Alconétar (Extremadura)

En estos barrios se localizan algunos de los principales edificios religiosos de la villa, caracterizados principalmente por su estilo renacentista y barroco. Sus mayores ejemplos son la Iglesia de Santa María (s. XVI) con su órgano renacentista, uno de los pocos de su época que aún funciona, y la Iglesia de San Pedro (s. XV) con sus detalles románicos.

Iglesia de San Pedro en Garrovillas de Alconétar (Cáceres)

Además, entre las construcciones religiosas, el municipio acoge seis Ermitas y dos conventos. El Convento de Nuestra Señora de la Salud se encuentra en el casco urbano y está habitado por monjas Jerónimas, que venden dulces tradicionales (de 9’00 a 13’30 y de 16’30 a 19’00 horas). En las afueras del pueblo se encuentra el Convento de San Antonio de Pádua (s. XV) y, aunque está en ruinas, aun permite ver elementos interesantes de su construcción. Así como disfrutar desde su ubicación de unas buenas vistas del pueblo y su entorno.

Convento de San Antonio de Pádua en Garrovillas de Alconétar (Extremadura)

En lo que se refiere a dicho entorno, su protagonista principal, como hemos dicho, es el río Tajo y todo lo que a él se asocia. Como sería el caso del Camino Natural del Tajo (GR 113), que cruza el municipio y representa una interesante ruta de senderismo y MTB, el antiguo y singular puente romano de Alconétar, el embalse de Alcántara, donde se permite la pesca y otros deportes acuáticos, y el Castillo de Floripes (visible cuando las aguas del embalse están bajas).

A esto hay que unir un medio natural con vegetación típica mediterránea e interesantes bosques de pinares con pino piñonero, que son una de las fuentes de riqueza económicas del pueblo actualmente y cuya visita permite completar la experiencia garrovillana en su totalidad.

Llegados a este punto no nos queremos olvidar del carácter amable y acogedor de los garrovillanos y las garrovillanas. Como nos mostraron la administrativo del Ayuntamiento que nos hizo una visita guiada por el corral de comedias y Félix, el enterrador del pueblo, que de manera improvisada  se convirtió en nuestro anfitrión y guía durante la primera noche. Un tipo tan curioso como simpático que, sin conocernos de nada, nos contó su vida, nos invitó a tomar algo y nos indicó donde poder cenar algo ya entrada la noche. Cosas de esas que permanecen en el recuerdo y hacen más entrañable el mundo rural ¿Verdad?

Plaza Mayor de Garrovillas de Alconétar y Palacio de los Condes de Alba y Aliste (Cáceres)

Por todo lo dicho Garrovillas de Alconétar representa una muy interesante propuesta de turismo rural en la provincia de Cáceres. Una villa tranquila y con encanto en la que hay mucho que ver y hacer.

Nosotros llegamos hasta Garrovillas de Alconétar siguiendo las historias de antiguos pastores trashumantes castellanos que, desde la vecina provincia de Salamanca, concretamente desde la Villa de Los Santos, llevaban su ganado hacia el sur cruzando por esta parte de Extremadura. Pues bien, siguiendo los pasos de aquellos pastores, hemos constatado que Garrovillas de Alconétar, además de su hermosa plaza mayor, tiene un interesante patrimonio cultural, histórico y natural que conocer…y los forasteros son siempre bien recibidos.

Otros destinos turísticos en Extremadura, cerca de Garrovillas de Alconétar, que te pueden interesar:

(223)

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *