Senderismo en la Ruta de las Caras de Buendía (Cuenca)


Oculto entre pinares y a orillas del embalse de Buendía, en la provincia de Cuenca, encontramos un mundo fantástico esculpido en piedra que ha surgido de la imaginación y el esfuerzo de dos artistas, Jorge Maldonado y Eulogio Reguillo. Ambos comenzaron en 1992 una obra titánica al aire libre, utilizando como elemento creativo las formaciones rocosas de arenisca características del entorno natural de Cuenca.

Trabajando la piedra con dedicación, estos dos creadores han sido capaces de dar forma a impresionantes figuras y encontrar en el interior de las rocas expresivas e imponentes caras.

buendia ruta caras

Ruta de las Caras de Buendía (Cuenca)

El resultado es un onírico museo de esculturas fantásticas que se ha convertido en una entretenida ruta de senderismo en un entorno privilegiado.

Las figuras se reparten a lo largo de un recorrido de poco más de un kilómetro apto para todas las edades, ya que está perfectamente acondicionado y señalizado. Puede ser una ruta perfecta para que niños y mayores pasen un día perfecto al aire libre, dando rienda suelta a la imaginación y disfrutando del medio natural y los paisajes de Buendía.

ruta caras cuenca

Ruta de las Caras de Buendía (Cuenca)

Alegorías a la vida y a la muerte, símbolos mágicos, imágenes divinas, personajes ilustres o caras con rasgos que recuerdan otras culturas son los protagonistas en la Ruta de las Caras de Buendía.

El Chamán, la Dama del Pantano, la Monja, Beethoven, el Duende Indio, el Paleto, la Virgen de Lis o la Espiral del Brujo son los evocadores nombres de algunas de las obras pétreas que se pueden contemplar durante el recorrido.

ruta caras buendia

Ruta de las Caras en Buendía (Cuenca)

Hasta un total de 18 creaciones conforman este singular museo creativo, siendo nuestras favoritas dos caras de dimensiones hercúleas, denominadas Maitreya y Arjuna, que fueron capaces de transportarnos mentalmente al sudeste asiático.

cuenca ruta caras buendia

Ruta de las Caras en Buendía (Cuenca)

El entorno natural de la ruta también merece ser destacado. Todo el recorrido transcurre en un bosque de esbeltos pinos a orillas del embalse de Buendía, siendo posible tener buenas vistas sobre sus aguas, la presa y su entorno. Un lugar perfecto para desconectar todo el año y especialmente refrescante para escapar del calor en verano.

cuenca buendia ruta caras

Ruta de las Caras de Buendía (Cuenca)

Así que, tal y como anuncia un cartel al comienzo de la ruta, se trata de un “museo vivo e infinito, como lo son los sueños. Sueños henchidos de criaturas desconocidas que se esconden en la danza inerme que se fragua tras el ocaso, hechizando el bosque. Un nimbo etéreo donde se refleja nuestra existencia y cobra vida nuestra fantasía…porque el hombre está hecho de la misma materia que los sueños”.

ruta caras PINAR

Pinar en la Ruta de las Caras de Buendía (Cuenca)

Nosotros ya conocíamos lo que la creatividad del hombre puede hacer con la piedra y con los rostros humanos, tal y como os mostramos en nuestras escapadas de turismo rural al Parque Temático del Granito de la Villa de Los Santos (Salamanca) y a la Villa de Mogarraz (Salamanca)Pero en la Ruta de Buendía encontramos un giro creativo más, en el que la piedra y las caras vuelven a ser protagonistas. Os recomendamos visitarla porque…¡os dejará de piedra!

Cómo Llegar

Como su nombre indica, y antes mencionábamos, la ruta se encuentra en el término municipal de Buendía (a 130 km de Madrid y a 82 Km de Cuenca).

Desde las afueras de esta localidad conquense sale un camino agrícola de un par de kilómetros que lleva hasta el inicio de la ruta.

Para dar con dicho camino simplemente hay que dirigirse al centro de Buendía y seguir las indicaciones de la señalización existente. No tiene pérdida.

Se puede ir andando, gastando suelas, o en coche. Hay un pequeño aparcamiento de tierra junto a la entrada.

Dónde comer algo

En el inicio de la ruta hay bancos y mesas de madera, aunque no muchas, en las que poder acomodarse para comer lo que uno lleve. También hay papeleras y contenedores en los que depositar la basura como buenas personas civilizadas.

Aunque, con tanta naturaleza alrededor, cualquier sitio puede ser bueno para sentarse a comerse un bocata, un sándwich o lo que uno quiera o pueda llevar para comer mientras disfruta del medio natural. Es incluso  posible acercarse a orillas del embalse.

Pero para los que prefieran ir a mesa puesta, en Buendía hay restaurantes y bares en los que poder tomar algo.

Aunque, si sois unos glotones valientes, fuera de Buendía os proponemos otra interesante opción para ir a comer y saciar el hambre de los más voraces. A unos 35 minutos en coche de la Ruta de las Caras, en el cercano municipio de Alcocer (Guadalajara), se encuentra Casa Goyo. Un popular restaurante famoso en la región por su platos con raciones gigantescas, capaces de  satisfacer el apetito de los más hambrientos. Tal es la cantidad servida que con un plato comen hasta cuatro comensales. Consecuencia de su popularidad, es aconsejable reservar con antelación para garantizarse una mesa en el restaurante, si bien en el bar también es posible sentarse a comer y disfrutar de la gastronomía tradicional del lugar.

Dicho lo cual, al plan de senderismo que os hemos propuesto por la Ruta de las Caras de Buendía, y sus alrededores, creemos que es perfecto para alimentar tanto la mente como el cuerpo de todos aquellos amantes de las actividades al aire libre. Así que no os lo podéis perder, porque buenos alicientes no le faltan.

(424)

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *