Arcos de la Frontera (Cádiz): Entrada a la Ruta de los Pueblos Blancos

Arcos de la Frontera se levanta deslumbrante e inmaculado sobre los dominios de los amplios meandros del río Guadalete, en plena Sierra de Cádiz. A 65 Km de Cádiz capital, muy cerca, y unos 100 Km de Sevilla.

Sus encaladas casas destacan en lo  alto del abrupto cortado que han creado las aguas del río a lo largo de los siglos, dando lugar a un contraste de tonalidades entre el azul del cielo, el blanco de las viviendas arcenses, el ocre del cortado rocoso y el verde de la vegetación de ribera. Una bonita estampa que convierte a Arcos de la Frontera en un pintoresco rincón de Andalucía.

arcos de la frontera Cadiz
Arcos de la Frontera (Cádiz)

Es posiblemente la localidad más conocida dentro de la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz. Un interesante itinerario de pequeños pueblos repartidos por esta parte del norte de la provincia gaditana que comparten muchas similitudes. Entre ellas, y además del color de sus casas, un interesante patrimonio monumental, un singular entramado de estrechas calles con historia, su ubicación sobre llamativos lugares serranos, una economía muy vinculada al aceite, la artesanía o el turismo y una sabrosa gastronomía tradicional con muchos toques árabes. Todo ello directamente heredado de un pasado romano y andalusí que claramente ha marcado su presente.

Este interesante recorrido de turismo de interior por Cádiz puede ser perfecto para disfrutar durante unos días del encanto rural de sus pueblos y del maravilloso entorno natural en el que se encuentran, pudiendo ser Arcos de la Frontera la puerta de entrada a la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz.

Qué ver y hacer en Arcos de la Frontera

Ya el hecho de haber sido declarado monumento histórico-artístico puede ser motivo suficiente para conocer Arcos de la Frontera y su entorno.

Argumentos para tal reconocimiento no le faltan, ya que cuenta con numerosos edificios históricos y emblemáticos. Principalmente de los siglos XIV al XVIII. Lugares monumentales que destacan por la arquitectura y la historia que albergan.

Arcos de la Frontera Cádiz
Arcos de la Frontera (Cádiz)

En el siglo XIII la localidad pasó de manos musulmanas a cristianas, que poco a poco fueron transformando el casco urbano hasta conseguir el admirable legado que ha perdurado hasta nuestros días.  

Entre su amplio patrimonio monumental destacan la Iglesia de San Miguel (s. XV) , el Castillo Ducal (s. XIV-XV), la Basílica de Santa María de la Asunción (s. XIII-XIV) , los restos de la muralla almohade, la Iglesia de San Pedro (s. XVI), varios conventos o numerosas casas-palacio.

Estos lugares destacados, unidos a otros tantos puntos de interés a lo largo y ancho del pueblo viejo, hace que el dejarse perder por su laberíntico entramado de calles sea toda una experiencia.

Arcos de la Frontera
Basílica de Santa María de la Asunción (Arcos de la Frontera, Cádiz)

Muchas de sus angostas calles están decoradas con macetas de plantas, que ponen un toque de color y frescura sobre las fachadas blancas arcenses, y atravesadas por arcos que soportan pasos superiores o sirven de refuerzo entre viviendas.

arcos de la frontera
Iglesia de San Pedro (Arcos de la Frontera, Cádiz)

Entre sus vías más populares se encuentran la Calle Nueva, asentada sobre el antiguo foso del castillo, la Calle Cuna, en la que estuvo la fundación niños expósitos, o la Cuesta de Belén, ubicada en una hornacina de la derruida Puerta de Jerez y cuenta con la Oficina Municipal de Turismo. Todas ellas con su encanto y su habilidad para retrotraer al viandante hasta siglos pasados con el encanto andaluz.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera (Cádiz)

Otra de las calles recomendables, dentro de la zona histórica, es la Calle Dean Espinosa. Principalmente por el encanto que ofrecen las terrazas de sus bares y tabernas, que animan a tomar una ronda mientras se ve pasar al gentío que transita entre la Cuesta de Belén y la Basílica de Santa María de la Asunción.

Arcos de la Frontera
Calle Deam Espinosa (Arcos de la Frontera, Cádiz)

Otras de las paradas imprescindibles en un recorrido por Arcos de la Frontera son sus miradores.

Hay cuatro miradores principales; Plaza del Cabildo, Abades, San Agustín y Peña Vieja. Todos ellos con buenas vistas sobre el vertiginoso cortado de 150 metros de altura sobre el que se levanta el pueblo, parte de sus edificios y la ribera del Guadalete.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera (Cádiz)

Por otra parte, al margen del aspecto monumental y arquitectónico de la localidad, Arcos de la Frontera también se caracteriza por su patrimonio artesano y cultural.

Como parte de la tradición artesana local es posible encontrar buenos productos de cerámica, dulces tradicionales, bodegas, aceites o mermeladas.

Y como parte de sus tradiciones culturales es muy recomendable, si se tiene la oportunidad, conocer su Semana Santa. Sobrecoge y emociona ver como se desenvuelven sus pasos entre las estrechas y empinadas calles de la localidad, así como el ver como viven los arcenses esta celebración religiosa.

Arcos de la Frontera
Semana Santa en Arcos de la Frontera (Cádiz)

Dónde comer y tomar algo en Arcos de la Frontera

Hay infinidad de bares, restaurantes y tabernas en las que poder tomar algo en pleno centro histórico de Arcos de la Frontera.

Principalmente se trata de pequeños establecimientos hosteleros que aprovechan al máximo el reducido espacio que brindan las antiguas calles y edificios arcenses. Pero justo esto les confiere un encanto especial.

Nosotros descubrimos en la Calle Dean Espinosa un buen lugar para tomar y picotear algo, la Taberna de Jóvenes Flamencos. Tiene una ceñida terraza en la calle, con unas pocas sillas  y mesas típicas flamencas, y un recogido interior en forma de pequeño museo de la cultura andaluza. En su carta no falta buen producto y recetas de la zona.

taberna arcos de la frontera
Taberna en Arcos de la Frontera (Cádiz)

Fuera del centro histórico, pero no muy lejos, la Calle Debajo del Corral es una buena zona con unos pocos bares y tabernas en los que poder tomar buenas raciones a precios populares.

Dónde dormir en Arcos de la Frontera

Al tratarse de una localidad muy turística también hay buena oferta de alojamientos, hoteles, hostales y posadas repartidos por todo el centro histórico y sus proximidades.

Puesto que la parte monumental es pequeña todo está cerca. Así que prácticamente todos los establecimientos hoteleros están bien situados para desenvolverse rápidamente por el casco histórico.

Así que no es imprescindible el tener que alojarse en pleno centro monumental para tener todo a mano.

Es más, si se va con coche propio, el alojarse en la zona más monumental puede convertir el callejear por las estrechas calles locales en una auténtica aventura.

Por otro lado está el tema de dónde aparcar si llegas con coche propio o de alquiler.

En nuestro caso, al objeto de quitarnos ese quebradero de cabeza, optamos por alojarnos justo en el inicio del centro histórico.

Pasamos una noche en la Posada de las Cuevas y, al margen de que la habitación era estupenda, su terraza con vistas al pueblo era una gozada de sitio para desayunar.

Motivo por el que recomendamos, si se tiene la posibilidad, buscar un alojamiento para dormir con terraza o buenas vistas. Porque Arcos de la Frontera también se disfruta desde sus tejados.

Dónde Aparcar en Arcos de la Frontera

Como ya hemos adelantado la labor de aparcar el coche particular puede ser un auténtico reto por la zona vieja.

Las calles son estrechas, las esquinas no están pensadas para maniobrar con facilidad y el espacio para aparcar es mínimo o inexistente en muchas vías. Por ello no recomendamos utilizar el coche por el centro histórico.

Arcos de la Frontera
Arcos de la Frontera (Cádiz)

Dicho esto la opción más aconsejable, salvo que se disponga de alojamiento con parking privado, es dejar el coche lejos del centro u optar por aparcar en un aparcamiento público.

Nosotros optamos por la segunda opción. Dejamos el coche bien aparcado en el parking público de la Plaza de España, que está muy próximo a las zonas de interés turístico y bien comunicado con las principales vías de entrada y salida de la localidad.

Qué ver y hacer cerca de Arcos de la Frontera

Junto al pueblo se encuentra el Embalse de Arcos, o Lago de Arcos, habilitado para la práctica de deportes náuticos.

También es posible realizar paseos a caballo por los alrededores de la localidad y el embalse.

Pero como puerta de entrada a los Pueblos Blancos de la Sierra de Cádiz, se hace imprescindible continuar ruta para visitar otros pueblos cercanos y el entorno medioambiental de este privilegiado itinerario.

Entre esos pueblos de interés cercanos del norte de la Sierra de Cádiz se encuentran Ubrique, El Bosque, Prado del Rey, Algar, Algodonales, El Gastor, Puerto Serrano, Villaluenga, Benaocaz, Espera, Villamartín, Torre Alháquime y Olvera. Son muchos, pero todos tienen su particular encanto desde el punto de vista artesanal, paisajístico, cultural o monumental.

Sin embargo si se dispone de tiempo y ganas de disfrutar de uno de los parajes naturales más interesantes de Andalucía, recomendamos especialmente adentrarse hacia los pueblos blancos del Parque Natural de Grazalema. Una Reserva de la Biosfera que esconde entre sus abruptos paisajes un buen puñado de pequeños pueblos con mucho encanto, como es el caso de Grazalema, Zahara de la Sierra, Alcalá del Valle y nuestro favorito, Setenil de las Bodegas.

Setenil de las Bodegas
Setenil de las Bodegas (Cádiz)

La zona es especialmente recomendable para aquellos a los que les guste disfrutar de actividades al aire libre, el turismo activo y el turismo de interior. Siendo un ambiente especialmente propicio para la práctica del senderismo, la bicicleta de montaña o simplemente deleitarse con el patrimonio natural y rural de esta parte de la ruta.

¡Buen viaje y a disfrutar del turismo rural en Andalucía! 😉

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.