Morella (Castellón): Maravilla medieval del turismo rural

Morella (Castellón) es uno de esos lugares de la geografía española que ya asombran desde la distancia. Sin haber llegado a pisar sus estrechas y recogidas calles, desde kilómetros de distancia, ya es posible disfrutar de la majestuosidad de esta pequeña localidad medieval al norte de la Comunidad Valenciana.

Su antigua fortaleza delata y distingue a Morella sobre su entorno. Su ubicación estratégica, sobre una prominente peña de recia roca, le permite  dominar desde hace siglos las vistas sobre el extenso valle del río Bergantes y la comarca de Els Ports. Dominios que se extienden más allá de los 1,5 kilómetros de muralla y las 16 torres de piedra natural que protegen al antiguo pueblo Morellano.

Morella (Castellón)

Si las piedras de su castillo hablaran darían cuenta de la infinidad de batallas y momentos históricos que han visto a lo largo de muchos siglos.

Morella Castellón
Mural en el Castillo de Morella (Castellón)

Entre otros muchos momentos destacados en su historia encontramos que fue conquistada a los moros y se convirtió en fortaleza inexpugnable cristiana durante la Corona de Aragón, que hasta sus puertas llegó Rodrigo Díaz de Vivar (El Cid) cuando servía al rey musulmán de Zaragoza, que ha visto pasar epidemias de cólera, que fue dominada por los franceses y que ha sido protagonista destacada durante las Guerras Carlistas.

Morella Castellón
Morella (Castellón)

Muchos de estos episodios han dejado huella en las propias murallas y otros muchos se explican en un recorrido guiado, muy recomendable, por la historia de su fortaleza.

Morella Castellón
Castillo de Morella (Castellón)

Pero hoy Morella representa, gracias a su elevado castillo y su entramado medieval, uno de los pueblos más pintorescos de España y del mundo. Prueba de ello es que en 2013 pasó a formar parte del selecto club de los “Pueblos Más Bonitos de España”. Pero su reconocimiento como lugar singular ya viene de mucho antes, en 1931 fue declarado Conjunto Histórico Nacional, en 1977 obtuvo el Premio Europa Nostra (se otorga por salvar monumentos históricos, sitios y paisajes culturales de Europa en peligro) y en 2011 el Premio Patrimonio.

Morella Castellón
Convento de San Francisco en Morella (Castellón)

El motivo de tanto reconocimiento es fácil de entender. Una vez que se cruza alguna de las seis puertas de acceso al interior del recinto amurallado se comienza un viaje histórico. Un viaje en el tiempo paseando, visitando y contemplando sus estrechas calles empedradas y porticadas, sus palacios señoriales y casonas antiguas o sus edificios más singulares, como el Convento de San Francisco, la Basílica Arciprestal de Santa María la Mayor (s. XIII) o el propio castillo.

Morella Castellón
Calle porticada en Morella (Castellón)

Como en tantos otros lugares españoles con un importante patrimonio monumental, sus vecinos trabajan arduamente por conseguir que dicho patrimonio se mantenga y se recupere. Y en esa ardua tarea, para la que no siempre se dispone de medios, radica su persistencia y reconocimiento actual.

Morella Castellón)
Basílica Arcipestral de Santa María la Mayor (Morella)

El castillo se comenzó a restaurar hace unos años y desde hace también otros tantos años se comenzaron las obras para convertir el Convento de San Francisco en Parador Nacional, pero parece que la crisis se llevó por delante el plan y que el añorado parador morellano no llegará a ver la luz en el corto plazo.

Morella Castellón
Vistas sobre Morella desde el Castillo

Pero la ausencia de Parador no quita ni un ápice de encanto a la localidad. Morella asombra, deslumbra y bien merece una visita, con o sin estancia, para disfrutar de su riqueza turística. En la que también podemos incluir la riqueza gastronómica, con buenos productos locales, como los embutidos de cecina o la repostería tradicional de casquetes, pastissets o peretes, su riqueza artesanal con las típicas mantas morellanas o su patrimonio cultural.

Morella Embutidos
Tienda de embutidos en Morella (Castellón)

Como parte de la riqueza etnografía local destacan sus singulares Gigantes. Enormes personajes inanimados que ponen en valor el mestizaje racial, cultural y social que caracteriza a Morella desde que en sus dominios convivieron moros y cristianos.

Morella Castellón
Repostería tradicional en Morella (Castellón)

Estos personajes de ficción salen en procesión durante los principales días festivos de la localidad, siendo seña de identidad y orgullo morellano.

Morella Castellon
Gigantes de Morella (Castellón)

Por su ubicación, a menos de una hora de la costa de castellón, visitar Morella puede ser una excursión perfecta desde la playa. La capital de la provincia, Castellón de la Plana, se encuentra a una hora y media y Valencia a dos horas.

Nosotros nos acercamos desde el turístico municipio costero de Oropesa del mar,  a una hora y media en coche, cruzando por el Paraje Natural del Desert de les Palmes. Una ruta algo más larga que la que recomendaría el GPS, pero más entretenida y con la posibilidad de tener unas vistas impresionantes de Morella desde la distancia.

Por su ubicación también puede ser un destino ideal para una escapada de turismo rural por el interior de la Comunidad Valenciana. No muy lejos se encuentran otras localidades y parajes naturales singulares que pueden formar parte de una interesante ruta de turismo de interior.

Así que, no cabe duda de que las opciones para llegar hasta este pueblo con encanto de Castellón son muchas, pero el resultado siempre es el mismo.

Morella asombra desde la distancia y conquista desde el interior.

Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.